Por Qué Pienso en mi Legado Cada Día

“Cada  pedacto de conocimiento que se convierte en poder tiene a la muerte como su fuerza central. La muerte le da el toque final, y todo lo que toca la muerte se convierte en poder “. – Carlos Castaneda

A casi nadie le gusta hablar sobre la muerte. Al menos a nadie en mi familia, mientras yo crecía. Y, sin embargo, la muerte estaba sucediendo.

Cada semana iba con mi madre al cementerio para llevar flores a mi padrino, que falleció cuando yo tenía dos años. Luego, le llevábamos flores a mi hermanita que no salió viva del útero cuando tenía ocho años. Entonces, llegó más muerte. A mi abuela, luego a mi novio, luego a mi hermano, luego a mi propia madre, luego a mi padre. Había asistido a docenas de funerales. La muerte me ha estado persiguiendo, guiándome de alguna manera, animándome a establecer prioridades, dejar de lado mis obstinadas ideas antiguas y abrazar otras nuevas. Mi propia muerte es algo en lo que pienso a menudo.

Una de las razones por las que me enganchó el trabajo de Carlos Castaneda sobre las enseñanzas de los videntes del México antiguo fue porque hablaba de la muerte casi a diario. Escribió sobre la muerte en sus libros y vio a la muerte como el máximo enemigo y la liberación final. Una fuerza imposible de superar e incluso comprender; y a la que, sin embargo, un guerrero podría ofrecerle una gran pelea.

Una de las formas en que la muerte nos inspira, como lo hizo Castaneda, es haciéndonos pensar en dejar un legado atrás para que otros puedan superar sus miedos y conectarse con quienes realmente son, “un ser de energía”.

Con Castaneda, aprendí la gratitud y a vivir cada momento como el último. Antes de subir al escenario el primer día de un taller, me decía: “Ve y da lo mejor de ti porque no sabes si es tu último día. Vívelo como si fuera “.

Cuando pienso de esta manera, que hoy, esta semana o este mes puede ser el último de mi vida, instantáneamente me siento agradecida y me doy cuenta de lo precioso que es cada momento. Cuán poderosos son todos y cada uno de los pensamientos que pienso. Cómo no hay mejor momento para comenzar a vivir intencionalmente y crear mi legado que ahora.

De una manera intelectual, comencé a pensar en lo que quería hacer con mi vida mientras aprendía de Carlos Castaneda. Constantemente, él me preguntaba: “¿Qué quieres hacer con tu vida?” No tenía ni idea. Él me preguntaba: “¿Qué huella quieres dejar atrás? ¿Qué impresión quieres dejar todos los días?

En ese momento, entendí lo que estaba diciendo a nivel intelectual. Pero el nacimiento de mi hijo llevó mi comprensión a un nivel completamente nuevo, a un nivel físico, a un nivel tangible. Mi bebé estaba justo frente a mí. Empecé a pensar, ¿quién quiero ser para esta persona? ¿Qué tipo de madre? ¿Qué tipo de principios, qué tipo de creencias, qué tipo de mundo quiero dejar para él y la próxima generación?

Eso fue hace 10 años. Ahora pienso en mi legado todos los días. Activamente tomo decisiones que se alinean con el mensaje de mi vida. Debido a la forma en que me presento a mi vida a diario, la forma en que me relaciono con los demás, ESO es mi legado. Dejo una huella donde sea que vaya.

“Además de mi hijo, otra área importante de mi legado son las clases en línea del Camino con Corazón que creé con mi esposo, el Dr. Reid. Empezamos a enseñar estas clases en línea para la autoinvestigación y el descubrimiento a principios de 2010. ¡Ahora estamos a punto de lanzar nuestra 25ª serie!

Una maravillosa comunidad de líderes, artistas, amas de casa, maestros y profesionales de más de 26 países se reúnen todos los domingos para practicar secuencias de movimientos y respiraciones. Los guiamos a través de una serie de ejercicios para perfeccionar nuestra atención, estar presentes y permanecer fieles a nuestro compromiso de crecer en todas las áreas de nuestras vidas.

El Camino con Corazón, Lidera tu Legado, comienza el 3 de diciembre. El enfoque de este ciclo es encontrar maneras creativas de tomar las riendas de nuestras vidas y ser los conductores de nuestro destino. Liderar tu legado significa salir de la mentalidad de la víctima y hacerte cargo. Se trata de la transición de la mentalidad que dice: “No hay nada que pueda hacer al respecto”, a “Sí, puedo hacer algo al respecto, puedo co-crear mi vida”. Liderar tu legado significa vivir intencionalmente con un propósito de prosperidad que haga tu vida plena y encienda cada acción y cada paso que das con amor y vitalidad!

La serie tiene una duración de 12 semanas, con clases todos los domingos del 3 de diciembre al 25 de febrero. La configuración del programa es realmente única, lo que te permite aprender en un formato de clase en vivo en línea mientras te conectas con nuestra comunidad global de estudiantes.

¡Las clases se dirigen a todo tu ser, y no solo los domingos! Recibes alentadores correos electrónicos diarios y semanales para apoyarte entre clases. También puedes participar en pequeños grupos de testigos para establecer relaciones con otras personas fuera de la clase.

¡No es demasiado tarde para registrarse en nuestra serie del Camino con Corazón! Comienza tu viaje hoy!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *