¿Por qué envejecemos? ¡Vivamos una vida que valga la pena vivir!

La cuestión de si es posible frenar el envejecimiento es algo que nos ha interesado, a la humanidad, toda nuestra historia. Es tan relevante para nosotros hoy como lo ha sido siempre. El progreso científico reciente indica que el proceso de envejecimiento no solo puede ralentizarse, sino que, bajo ciertas circunstancias, puede revertirse. En términos simples, ¡tu cuerpo físico puede volverse más joven!

Nos gustaría compartir contigo la investigación de David Sinclair, un profesor de Harvard y uno de los científicos líderes en el campo del envejecimiento, quien hizo la lista de la revista Time de las 100 personas más influyentes del mundo en 2014. En su investigación, reconoce que la duración de nuestra vida activa definitivamente ha aumentado durante el siglo pasado, por lo tanto, vivimos más tiempo. Pero la pregunta integral de su investigación es: ¿podemos vivir mejor? En su libro “Vida útil: por qué envejecemos y por qué no tenemos que hacerlo”, afirma que “en lugar de luchar por la juventud, estamos luchamos por la vida”. O, más específicamente, luchamos contra la muerte, pero no hay un énfasis en la calidad de vida … Hemos ganado años adicionales, pero no calidad de vida, y una vida sin calidad, vale la pena vivir?.”

A nuestro maestro Carlos Castaneda le gustaba presumir un poco de su asombrosa juventud, a veces, incluso a sus setenta y pico años. Se levantaba una pierna del pantalón mientras comentaba: “¡Estas no son las piernas de un viejito.” Y luego agrega: “Ser joven cuando tienes treinta años … no es gran cosa. Ser joven cuando tienes setenta años … ¡eso es brujería! ”. El envejecimiento es una de los cuatro enemigos del hombre de conocimiento, Castaneda nos enseñaba. Y su mensaje era, en esos momentos que todas las recomendaciones dietarías y practicas específicas de ejercicios y meditación tenían y tienen como objetivo activar esos genes juveniles, y que sí, se puede hacer! 

En su investigación, Sinclair identifica una proteína llamada sirtuina, que desempeña un papel importante en la capacidad de nuestro cuerpo para interpretar nuestra información genética y reparar nuestras células de ADN dañadas. También tenemos moléculas en nuestros cuerpos, llamadas NAD, que activan esa proteína. Sin embargo, con la edad, nuestro cuerpo comienza a quedarse sin NAD, lo que causa un mal funcionamiento de las sirtuinas. Esto, según Sinclair, es una causa única de envejecimiento.

A lo largo de nuestras vidas obtenemos NAD de lo que comemos: vegetales verdes, leche, y levadura. En su investigación, Sinclair identifica el circuito de supervivencia de un cuerpo, prácticas a través de las cuales podemos decirle a las sirtuinas para aumentar la defensa de nuestras células de ADN. Estas prácticas son ejercicio físico regular, exposición al frío y limitación de nuestra ingesta de alimentos. Aunque esta investigación aún está en curso y se necesitan muchos más experimentos para profundizar los hallazgos de Sinclair, existe una gran cantidad de estudios que respaldan su investigación. En pocas palabras, si pasas 15 minutos al día haciendo ejercicio, de vez en cuando sales a caminar sin chaqueta y te salteas una comida, estás invirtiendo activamente en mantenerte más joven.


Queremos mencionar aquí que hay algunas compañías que fabrican suplementos de NAD que pueden tomarse por vía oral todos los días. Es difícil hacer una afirmación sobre si esos suplementos hacen el trabajo previsto, pero si alguno de ustedes los ha probado o tiene la intención de probarlos, háganos saber sus comentarios. Eso debería al menos hacer una discusión interesante.

¡Vivamos una vida que valga la pena vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *