Categoría: Movimiento + Conciencia

Nuestros Órganos Tienen su Propia Conciencia y Podemos Hablar con Ellos

organs have their own consciousness

Mi maestro Carlos Castaneda me enseñó esto:

Nuestros Órganos Tienen su Propia Conciencia y Podemos Hablar con Ellos

Este año marca el 20 aniversario de la partida de mi querido maestro y guía Carlos Castaneda. Lo conocí a mediados de los años noventa como un joven médico que buscaba un significado más profundo en mi camino como sanador para las personas.

Mi vida me trajo a él sin buscarlo.

Poco tiempo atrás, como residente médico en Bariloche, Argentina, había querido adentrarme en el conocimiento médico. Vengo de una familia de médicos y científicos, donde el trabajo arduo y la dedicación a la ética de la verdad tenían un gran valor.

our organs have their own consciousnessGracias a las altas calificaciones que había conseguido, la suerte y un poco de osadía, logré entrar en un programa único y prestigioso en el que me dejaban como la persona a cargo de ER (sala de emergencias) cada cuatro noches. Fue una inmersión total emocionante en la vida hospitalaria lo que me permitió lidiar con todo tipo de problemas médicos y emergencias. Prácticamente viví en la clínica y asistí en traumas, derrames cerebrales, ataques cardíacos o nacimientos de niños.

Tuve la experiencia de lidiar con decisiones de vida y muerte, de ver el misterio del cuerpo sanar milagrosamente y la presencia de la muerte en mis manos. La vida fue rápida y sorprendente. Sin embargo, crecía en mi el deseo de una visión más amplia y más abarcadora.

En muchas ocasiones, las herramientas que me habían dado como médico occidental no me podían ayudar con lo que se necesitaba; solo podía llevarme hasta un punto y una visión más holística se convirtió en una necesidad.

Uno de esos días, durante mi turno de noche, un paciente en mi guardia murió.

Estaba pasando la noche después de una cirugía menor y desarrolló un edema agudo de pulmón que lo llevó a ir a un paro. Lo moví a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) e intenté resucitarlo, pero no pude. Más tarde resultó que un medicamento cardíaco clave que el paciente necesitaba no había sido registrado en su tabla y nunca se lo habían dado. Él no debería haber muerto. El evento me llevó a reevaluar profundamente el significado de mi profesión y mi vida en general. La escuela de medicina no me dio el contenedor para estas situaciones. Incluso consideré dejar la medicina.

Dejé Argentina de regreso a EE. UU., mi país de nacimiento. Entonces, allí, la casualidad y el destino me hicieron conocer a Carlos Castaneda en persona y todo cambió en mi vida.

Cuando lo conocí, me invitó a almorzar, a un restaurante cubano local llamado Versailles que frecuentaba. Recuerdo que, cuando me invitó, me dijo que quería saber más sobre mí, pero apenas abrí la boca durante el almuerzo. Estaba muy animado todo el tiempo, y me hizo reír tanto con sus historias que mis músculos del vientre me dolían mucho. Tenía una presencia tan cautivadora y encantadora que me absorbió por completo.

Al final, mientras caminábamos hacia el automóvil en el estacionamiento, se acercó y casi en un susurro dijo que la razón por la que estábamos allí ese día era porque yo podía ser un puente entre el chamanismo que había aprendido de su maestro, don Juan Matus, y el mundo de la salud y la medicina.

En ese momento, no tenía idea de lo que esto significaba, pero su mensaje de una inteligencia y energía superiores en juego en la vida cotidiana llegó a llenar exactamente el vacío que había encontrado en mi vida médica habitual. Me enganché por completo.

Un aprendizaje directo que significaba estar abierto a nuevas ideas.

Con el tiempo, Carlos Castaneda se convirtió en mi mentor y guía. Dijo que no podía huir de mi destino y me animó a volver a la medicina. Pero él me dio el contenedor más grande, abrió lo que para mí era un nuevo paradigma en ese momento, que hoy, décadas más tarde, ha surgido en la ciencia y en nuestro entendimiento colectivo: que no existe tal distinción entre la mente y el cuerpo;

más bien, que somos una red de energía e información que se entrecruza en todas las direcciones entre la mente y el cuerpo. Los péptidos y otros productos bioquímicos transmiten los mensajes de nuestros pensamientos y nuestras emociones en todas partes, la percepción afecta el comportamiento y el comportamiento cambia la misma fisicalidad de nuestro cerebro y cuerpo, los recuerdos de nuestras experiencias de vida se almacenan en los órganos y en nuestra fascia y,

más que un individuo definido y aislado, somos más como una cooperativa de muchas voces, incluida una mayoría de ADN extranjero de un microbioma que hasta nos influencia aspectos fundamentales de nuestra identidad, como nuestros rasgos de personalidad, como un estudio pionero de la Universidad de California , Los Angeles (UCLA) recientemente mostró.

our organs have their own consciousnessTodo en nosotros está cambiando y evolucionando, no aislado, sino en una profunda resonancia con nuestro entorno, como la calidad del campo electromagnético emitido por nuestros corazones, que puede causar cambios específicos en los cerebros de las personas que nos rodean.

Ahora sabemos que podemos ingresar en estados de meditación profunda a través de la práctica y luego estos estados pueden causar cambios definitivos en todos nuestros principales mecanismos reguladores como la longitud de los telómeros (un biomarcador clave para la vida celular), las cascadas de inflamación y la reparación celular . Estas y otras conductas pueden cambiar la expresión misma de nuestro genoma a través del paisaje epigenético que ahora reconocemos como un entorno pluripotencial altamente fluido en el que vive nuestro cuerpo.

Lo que mi maestro Carlos Castaneda me presentó fue este mismo punto de vista. Utilizaba un lenguaje diferente, pero su sintaxis tenía las mismas implicaciones y conclusiones. Amplió el alcance de las posibilidades de mi experiencia humana y la de mis pacientes. La ciencia moderna y los antiguos principios y prácticas chamanísticos se unieron en una unidad de vida similar: nuestro mundo interno del cuerpo y la mente.

Lo que significa ‘Puedo hablar con mis órganos internos’

Una práctica que Carlos Castaneda me enseñó fue “hablar con mis órganos”. La idea era simple: así como existe el yo en general, también hay muchos aspectos individuales más pequeños de ese yo, representados en mis propios tejidos y órganos. En el dinámico mundo de la información dentro de mi cuerpo, hay una conciencia individual en cada uno de mis órganos. Nuestros órganos almacenan recuerdos y también contienen información. Y pueden hablar con nosotros. El gran yo puede entrar y establecer un diálogo con los diferentes órganos y tejidos.

En más de veinte años de talleres de enseñanza y práctica clínica, he encontrado que esto es muy preciso y de gran valor práctico para comprendernos a nosotros mismos y lo que nuestros cuerpos están experimentando.

A veces, veía a Castaneda ‘hablando con su hígado’, por ejemplo. Él hablaba con él de una manera muy amable, agradeciéndole todo el trabajo que habían hecho.  Acariciaba sus costillas justo donde está el hígado, y también se detenía y  un momento para “escucharlo”.

Se han identificado más de 500 funciones vitales en cada célula hepática, 24/7. Es el órgano que organiza y distribuye nuestros nutrientes y recursos internos. En nuestras ocupadas vidas modernas, tiende a sobrecargarse. Almacena material “en exceso”, no solo fisiológicamente sino también en nuestra Conciencia.

our organs have their own consciousnessNuestro estrés está ‘almacenado’ en el hígado.

Cuando nuestro hígado se ve abrumado, también se pone rígido e interfiere con otros órganos vecinos, como el estómago y los intestinos, o nuestra sensación de calma en el corazón.

Nuestros órganos pueden decirnos muchas cosas. Por ejemplo, un paciente que acudió a un tratamiento por estreñimiento severo, había recibido ayuda estándar de médicos como el aumento de fibra y ejercicio, ablandadores de heces e incluso antidepresivos, con resultados débiles. Durante la consulta, usando imágenes guiadas, establecimos una conversación “entre su ser superior y su colon”, y su colon le dijo que la razón por la que sostenía su movimiento era porque se sentía atrapado en el trabajo. Tenía una disputa a largo plazo con su socio comercial que no estaba siendo resuelta.

El colon estaba almacenando ese componente emocional y perceptual de su vida interior.

Entonces se dio cuenta de que había sido muy rígido en su posición sobre la disputa y necesitaba seguir adelante. El día después de que firmó los documentos de disolución tuvo una evacuación intestinal y en un mes recuperó su ritmo regular.

Otro ejemplo fascinante de cómo nuestros órganos almacenan información y experiencias de vida, incluso cosas muy específicas y detalladas, fue informado por Paul Pearsall, Ph.D., en su libro The Heart’s Code. Escuché acerca de esta cuenta por Ron Hulnik, Ph.D., uno de los fundadores del prestigioso programa de Psicología Espiritual en la Universidad de Santa Mónica, donde estoy muy emocionado de estar actualmente cursando una Certificación. Pearsall, un neuropsicólogo clínico en el Departamento de Donantes de Trasplantes de la Universidad de Arizona, describe cómo los receptores de órganos asimilan los recuerdos y los rasgos de personalidad del donante. Él cuenta el caso de una niña que había recibido un trasplante de corazón de otra niña que había sido asesinada. Pronto comenzó a tener sueños y recuerdos de haber sido asesinada, que finalmente se volvió tan vívida y detallada que su madre lo denunció y llevó a la policía a identificar al asesino real y probar el caso en la corte. La implicación de un evento tan inequívoco hace que sea innegable que los propios órganos, independientemente, son capaces de almacenar un alto nivel de especificidad de información.

¿Cómo hablo con mis órganos?

our organs have their own consciousnessHay dos pasos y una regla para hacer esto.

El primer paso es hacer algo para calmar la conversación mental y estar presente. ¡Esto puede ser un minuto enfocándonos en nuestra respiración, o incluso en una sola respiración!

El segundo paso es dirigir nuestra atención a un órgano particular con una actitud de investigación y establecer un diálogo.

La regla es que cuando hacemos una pregunta, tenemos que ser directos, como si estuviéramos hablando con alguien justo frente a nosotros, y luego hacer una pausa y esperar lo primero que se nos viene a la mente, sin condiciones previas. Puede ser un pensamiento, una imagen o un recuerdo. Podría ser la sensación de algo que podría aclararse en un momento posterior.

La regla significa que es información espontánea que se formula en nuestra Conciencia en la pausa inmediatamente después de dirigir la pregunta al órgano.

Algunas veces, no necesita ser siquiera una pregunta; todo lo que parece ser necesario es dirigir nuestra atención al órgano con la intención de verlo y escucharlo.

La Práctica.

Para el próximo momento, cierra los ojos y deja que tu atención cambie del mundo exterior al mundo interior. Simplemente puedes dejar que tu cuerpo libere cualquier tensión que no necesite, ahora mismo.

En un barrido desde la cabeza hasta los pies, simplemente examina todo tu cuerpo con tu atención y deja que cada músculo se relaje, deja que cada articulación se ablande, dejando que se abran todos los nervios, que se abran la circulación y la piel. Y deja que tu cuerpo lo haga a su propio ritmo.

Ahora, abre tus ojos interiores y dirige tu atención al órgano con el que quieres hablar, escuchar o simplemente mantener el espacio. Permítete usar tu imaginación completa y vivirla dentro de ti.

¿Has tenido algún problema con la salud de este órgano? Conéctate con estos síntomas, y específicamente con las emociones que estos síntomas surgen en ti. Mantén en sintonía con estas emociones por un momento. No los juzgues ni trates de cambiarlos, solo está con ellos.

Ahora, comienza a hablar con el órgano, como si fuera una persona con la que estás hablando. Una persona que también eres tú o un aspecto de ti. Manten una actitud de aprecio, compañerismo y apoyo. Esta parte de ti ha estado sufriendo y quieres estar allí para ello. Exprese cariñosamente al órgano su apoyo en este momento. Habla con el órgano como si fuera tu propio hijo de 5 años.

Haga preguntas simples y directas tales como:

“¿Por qué estás sufriendo?”

“¿Cómo se relaciona esto con mi vida en este momento?”

“¿Cómo puedo ayudarte para que te sientas mejor?”

“¿Hay algo que pueda hacer para que detengas este síntoma?”

our organs have their own consciousnessRecuerda, no prejuzgues ni descartes lo que surja cuando preguntas. Dedique un momento o mientras sientas que estas presente en este diálogo, o simplemente siéntate en presencia del órgano, sosteniendo allí tu Conciencia.

Cuando estés listo, agradece a tu órgano por estar disponible. Pide permiso para seguir dialogando en el futuro. Sal a tu propio ritmo e inmediatamente toma en cuenta la experiencia y la información que proviene de ella.

Les recomiendo que escriban esta información.

Ahi esta.

Simplicidad misma!

3 Razones para Dormir Más

Entonces, ¿cómo te va con esa cuestión del sueño? ¿Te sientes descansado?

Probablemente ya has oído esto, pero el sueño es realmente, realmente, importante. Dormir lo suficiente es vital para una salud y bienestar óptimos. Sin embargo, la mayoría de nosotros no conseguimos dormir lo suficiente, o dormir bien. Esto puede complicarse por los cambios hormonales, especialmente para las mujeres. (Consulta la clase de sueño Aerin para mujeres, en vivo en línea o en nuestras oficinas en Los Ángeles!)

Para todos, sin embargo, la privación del sueño puede conducir a problemas tanto inmediatos como con el tiempo. Desde accidentes a problemas de salud crónicos, la deficiencia de sueño puede ser peligrosa. Veamos por qué el buen sueño es tan importante. El sueño afecta:

  • La función cerebral
  • Salud Física
  • Desempeño y Seguridad

Las investigaciones revelan que el cerebro de hecho se encoge cuando no duermes lo suficiente. Con menos sueño, disminuye la función cognitiva y se increementa el agrandamiento ventricular (un marcador de enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer).

Un trabajo reciente del neurocientífico de Oxford Russell Foster incluso vincula los ritmos circadianos anormales a la enfermedad mental, incluidos la esquizofrenia y el trastorno bipolar.

Estudios adicionales muestran que la falta de sueño tiene un impacto directo en la memoria, el enfoque y la capacidad de tomar decisiones y controlar tus emociones. También se ha relacionado con la depresión y cambios de humor.

En el lado positivo, los estudios también indican claramente que el sueño adecuado mejora el aprendizaje y la capacidad de resolver problemas. De hecho, cuando duermes bien, tu cerebro realmente forma nuevos caminos de aprendizaje y memoria.

Salud física

Cuando se trata de la prevención de enfermedades, dormir bien es clave. Los estudios demuestran que obtener de seis a ocho horas de sueño por noche reduce el riesgo de desarrollar:

  • Obesidad
  • Diabetes
  • Enfermedad del riñón
  • Hipertensión
  • Enfermedad del corazón
  • Derrame

De hecho, se estima que entre el 30 y el 40 por ciento de todos los problemas médicos identificados por los médicos generales están directa o indirectamente relacionados con la falta de sueño.

El sueño afecta el crecimiento y el desarrollo saludables, la inmunidad, las hormonas (incluyendo las hormonas del estrés), la reacción del cuerpo a la insulina, y más.

Podría sorprenderte saber que conseguir un buen sueño es esencial para el control de peso. Se ha demostrado que el sueño influye directamente en el nivel de hormonas que te hacen sentir lleno (leptina) o hambriento (grelina). Cuando no duermes lo suficiente, tus niveles de grelina suben y bajan los de leptina, lo que te hace sentir más hambriento y más propenso a comer en exceso.

Desmpeño y Seguridad

La falta de sueño no sólo nos afecta individualmente, sino que también afecta a los que nos rodean: nuestras familias, compañeros de trabajo e incluso nuestras comunidades. El sueño insuficiente puede llevar a todo, desde la falta de concentración, el mal humor y la reducción del rendimiento físico, hasta un peligro para la seguridad pública.

Un estudio dirigido por el Dr. Charles Czeisler de la División de Sueño de la Escuela de Medicina de Harvard, por ejemplo, encontró que los errores médicos hospitalarios podrían reducirse en un 36% al limitar el trabajo del médico a 16 horas y reducir su horario de trabajo total a un máximo De 80 horas por semana.

La Administración Nacional de Seguridad de Tránsito estima que la fatiga del conductor es responsable de 100,000 accidentes reportados cada año (otros datos sugieren que los números están cerca de 1 millón de accidentes y 8,000 muertes al año). La privación de sueño también se identificó como un factor significativo en el accidente nuclear de 1979 en Three Mile Island y en el desastre nuclear de 1986 en Chernobyl.

Dormir más

Está claro que la privación del sueño es un asunto serio. Entonces, ¿qué podemos hacer para mejorar nuestra calidad y cantidad de sueño? Puedes comprar nuestro video bajo demanda Dormir, Reparación del Cuerpo y Sueños.

También puedes descargar los mini-movimientos guiados por Aerin, para practicarlos en cama y caer dormido rápidamente y despertar renovado.

Por ahora, ¿cuánto sueño es suficiente para dormir? Los estudios demuestran que, para la mayoría de los adultos, de seis a ocho horas por noche es óptimo.

Deseándote buenos sueños,

Dr. Reid

Joven, Vital y en Movimiento: El Sistema Vascular

No sería una exageración decir que los vasos jóvenes equivalen a la juventud y que un flujo saludable y vital en los vasos sanguíneos hace que todas las demás partes de tu cuerpo brillen y funcionen bien. Ábrete a descubrir el flujo universal y las conexiones que son inherentes a tus arterias, venas y glándulas linfáticas.

Nuestro sistema vascular es uno de los elementos más sorprendentes de nuestro cuerpo. Como asistente de un profesor durante la escuela de medicina, pude ver de primera mano la increíble complejidad de nuestra red de vasos, arterias, venas y linfáticos. Hace unos años, el artista médico alemán Gunther von Hagens recorrió Europa y Estados Unidos con una exposición llamada “Body Worlds”, donde, a través de un proceso de educación médica llamado plastinación que convirtió el líquido dentro de los vasos en un compuesto acrílico, pudo mostrar segmentos enteros de vasos aislados, sin otras estructuras. Tubos cada vez más pequeños que en última instancia se volvieron finos como cabellos, extendiéndose en formas que formaban el cuerpo exacto de cada órgano, ¡una visión inolvidable! Una verdadera comunidad donde cada rincón está vinculado a los 3 atributos principales del sistema:

  1. Cada célula recibe oxígeno y nutrientes a través de una arteria
  2. Cada célula entrega CO2 y toxinas a través de una vena
  3. Cada espacio entre las células drena las excreciones sobrantes y los desechos a través de un vaso linfático.

En el pensamiento oriental y en la práctica de artes marciales, el término “vasos” era la descripción original de lo que más tarde se tradujo en Occidente como meridianos o canales. Fue la observación de la circulación por los antiguos médicos y sanadores lo que les dio una comprensión de cómo mover la información y los recursos de energía en todo el cuerpo humano.

En los principios chamánicos, tal como los aprendí de mi maestro, Carlos Castaneda, el cuerpo puede revitalizarse a través de un proceso que llamó redistribución de energía. La circulación en este caso ocurre a través de una red de vasos que llevan una fuerza vital llamada energía de los tendones. Durante la práctica de los movimientos físicos que en Being Energy llamamos Pases Energéticos, provocamos sacudidas o golpes siguiendo una cuenta, estimulando así el flujo de la energía de los tendones a lo largo de los vasos, desde los pies a la cabeza.

Aprender cómo sentir nuestro sistema vascular, y cómo activar cada una de sus tres partes, puede traer muchos beneficios y también puede ser divertido. Únete a nuestra última clase del año el próximo sábado 12 de noviembre para aprender más!

Regístrate aquí

Miles Reid, L.Ac. Certificado por la Junta Nacional
En Acupuntura y Herbología China
Médico (AR)
Fundador Energy Life Sciences Institute
Director Clínico

Dr.Reid@energylifesciences.com
info@energylifesciences.com
elsi.wpengine.com
Register for our Newsletter!

Desenchúfate y Mantente en Óptimas Condiciones

Como doctor en una clínica muy ocupada, a menudo me encuentro en un predicamento similar al de mis pacientes. Esto es, cómo mantenerme enfocado y presente, sin sentir que no hay suficiente tiempo para todo lo que tengo por hacer. Desde reuniones profesionales temprano por la mañana, pasando por una fila animada de pacientes a lo largo del día, hasta el importante tiempo que paso con mi familia, para mí es clave estar vital en todo momento –estar presente física, mental y emocionalmente–.

Mudwrap2016Necesito involucrarme en escuchar activamente, en ejercitar el pensamiento crítico, planeación de negocios y habilidades motoras finas, así como hacer intervenciones médicas al mismo tiempo. Mientras hago todo esto necesito que mi corazón esté abierto y conectado, y mi espíritu agradecido y alegre. Necesito que mi memoria esté clara, mis músculos relajados y a la vez listos para la acción; que mis funciones corporales se desempeñen en equilibrio, y en general crear la energía necesaria para sostener mi día. Esta es sólo la demanda básica, sin contar otras experiencias o relaciones emocionales que pueden estar presentes en mi mente en cualquier momento. ¡Bienvenido a la vida moderna! Y agárrate de tu asiento porque este viaje sólo se volverá más intenso durante los siguientes años. El tiempo se está acelerando.

Sin importar lo que esté sucediendo en mi vida, estoy sostenido por las prácticas que aprendí de mi maestro Carlos Castaneda. En particular, me enseñó varias series de movimientos para revitalizar cuerpo y mente. Uno de sus favoritos era un movimiento muy simple, y al mismo tiempo poderoso, que llamó Activar el Cuerpo. Un nombre práctico, descriptivo (muy propio de Castaneda).

“Activar el cuerpo” significa primero relajarlo completamente y después, en una fracción de segundo y tras una súbita orden, activar todos los músculos, articulaciones e incluso órganos; a ello le sigue inmediatamente apagar todo de nuevo. El efecto de esto en el sistema nervioso es un estado de prestancia y calma al mismo tiempo –casi como cuando al tomar una ducha fría y después secar la piel, frotándola rápidamente para calentarla, se crea una descarga circulatoria a partir de la derivación del torrente sanguíneo, lo cual es muy vigorizante–. La idea de activarse es muy atrayente, pero la verdadera gema está en el estado opuesto correspondiente: desactivarse. Nuestra capacidad de estar activados se desgasta a menos que exista una capacidad equivalente y opuesta de desactivarnos.

Radiant Health2016“Tienes que activarte y desactivarte,” me dijo Carlos Castaneda. Entre mayor sea la distancia entre los estados de activación y desactivación musculares, más fuerte es la activación de la conciencia del cuerpo. Cuando aplicamos esto al músculo del corazón, lo llamamos Variabilidad del Ritmo Cardiaco (HRV), y entre mayor sea la variabilidad (entre más distancia haya entre los latidos del corazón) más saludable será el resultado a largo plazo no sólo del corazón, sino de indicadores de salud generales en todos los sistemas corporales.

Biológicamente, la desactivación es algo que nos ha sido dado. A pesar que que quizá lo hayamos olvidado ahora, estamos diseñados naturalmente para ser capaces de desactivarnos sin esfuerzo por nuestra parte. Está en nuestra naturaleza. Esto es lo que vi con mis propios ojos cuando estaba en un safari en las llanuras del Serengeti. Un par de leonas persiguió a un grupo de gacelas Impala. Las gacelas entraron en pánico y corrieron en todas direcciones. Las leonas finalmente atraparon a una de ellas, se reunieron para comérsela, y entonces, cerca de donde sucedió, el resto de los Impala regresó a pastar como si nada hubiese sucedido. Entonces, ¿por qué cuando, por ejemplo, nos sentimos traicionados por lo que alguien nos dijo nos quedamos contraídos y ansiosos durante días, meses, o incluso años?

Quienes tienen el mejor desempeño saben que la habilidad de desactivarse es tan importante como ese momento en el cual se activan. Los tenistas de élite son un gran ejemplo de ello. ¿Cómo sostiene un jugador la energía a lo largo de una partida que dura horas? Entran en ciclos de activación a desactivación y viceversa, de momento a momento. Con algunos jugadores, podría parecer que tienen todo el tiempo del mundo para enviar un servicio al otro lado de la red.

Nosotros, también, podemos tener todo el tiempo del mundo y funcionar a nuestro nivel más alto.

En nuestro Retiro en Los Angeles: Energía Radiante + Salud Radiante, te mostraremos como re-adiestrar a tu cuerpo para desactivarse cuando no necesita estar activado, de forma que puedas obtener descanso profundo, aprovechar tu energía y moverte con flexibilidad. Aprenderás a identificar patrones de tensión que sostienes en tu fascia –la fascinante red de tejido suave que se activa para ayudarnos a llevar a cabo todas las cosas que necesitamos hacer en la vida–, y liberar esos patrones para que ya no interfieran con el ciclo de activación-desactivación requerido para que te desempeñes en tu mejor nivel.

Group-4b

Los tiempos han cambiado, y en nuestro mundo actual aprender a adaptarnos mejor a las demandas crecientes que la vida nos plantea es vital. También ayuda mucho recibir tratamientos especializados para apoyar la renovación de tu cuerpo, así como invertir tiempo en buscar el equilibrio neurológico. Estas cosas no son lujos. Son, hoy más que nunca, necesidades.

En salud, alegría y energía,

Dr. Miles Reid

Mind over Matter?

How powerfully do our thoughts influence our health and wellbeing?

The intricate connections between mind and body are only beginning to be scientifically understood. What we do know at this time is:

  • Our emotions affect our physiology
  • The brain is an amazingly adaptable and powerful organ
  • Regular exercise can improve memory and cognitive functioning

neurons-human-brain-cells-under-a-microscope-patternStudies continue to illuminate the interrelationships between the mind and body, and suggest that we only understand a small fraction of what we’re capable of (see what Drs. Deepak Chopra, Dan Siegel and others say on Discovery). What has become clear is that what we think, feel and believe plays a role in how our DNA expresses itself.

So what can we do with what we do know? We can be self-empowered in our own healing process. We can think loving thoughts, be compassionate in our relationships with others, exercise and eat healthfully. We can recapitulate, meditate and form health partnerships with caring and knowledgeable health-care providers.

The relationship between psychology and the immune system, between mind and body, is at the core of my medical practice, and helps inform my Being Energy classes.

5 Steps to Feeling Good

Feelings. The senses. Our emotions. Being aware of your feelings can have a directly positive influence on your health and wellbeing. I’ll share a couple of exercises with you here, visual and physical, to help you hone that influential connection between feelings and health.

sunriseAlso, remember our next online Nutrition class on Saturday, October 3rd. Join me to learn all about the senses, including the 6th sense!  You’ll gain tools for opening your perception for greater joy and vitality. I hope to see you there.

For now, let’s look at connecting to your feelings. Here is a very effective visualization exercise for you to try.  To prepare, begin by writing any physical symptoms that cause you discomfort. Also write down a few things that symbolize your ideal of wellbeing (for example, clear thinking).

Now, look at the first item on your symptoms list. With that in mind:

  1. Connect to the symptom. Close your eyes, breathe easily and allow any feelings, emotions and/or images related to this symptom and this part of your body to rise up, without judgment.
  2. Connect with the feeling or image. Clearly identify what’s coming up for you. What are you feeling? (For example, “My knee gives me pain when I walk; it makes me feel unworthy, and incapable of moving forward.”)
    Stay with the feeling. Resist avoiding it and instead just be there with it, allowing it to exist for what it is. Be open to what it has to teach you. Then open your eyes slowly and write down the feelings that came up for you.
  3. Track the feeling to its origin. Close your eyes again and return to the feeling or image. Once it’s clear in your mind, ask yourself: Where is this coming from? When have I felt this before? Does it relate to a past experience?
  4. Learn from the feeling. How is this feeling or image preventing you from enjoying optimal health? What past experience or belief is standing in the way of you feeling your best? What is the payoff for you holding onto this feeling? What can you learn from it? What will it take for you to resolve this feeling, or dissolve this image? What do you have to let go of in order to change?
  5. Take action. You have the power to decide to let go of this feeling.

Repeat these steps with something from your list that symbolizes wellbeing, shifting the focus in step 4 to what is preventing you from having the sense of wellbeing that the image or feeling gives you. What barriers are in the way? And what is the payoff to staying within those boundaries?

You may want to repeat this for other symptoms of disease and symbols of vitality on different days, focusing in on one pairing at a time.

This also relates to a physical exercise we want to share with you. The exercise is part of the body of the Being Energy work. The following video takes you through this simple exercise, called a Being Energy pass.

In the video, you’ll notice me mention “recapitulation”—this word in the Being Energy work means to look back to the past to the root experiences of behaviors and beliefs that are blocking you in the present. Recapitulate, as defined in Merriam-Webster and how we use it in Being Energy, means: “To give new form or expression to.”

6 Windows to Perception: Overcome Sensory Overload and Optimize Your Awareness

It’s almost here! Being Energy’s next Nutrition class—all about the senses. I invite you to join me live, online on Saturday, October 3rd. We’ll explore the importance of the five senses and how to optimize them, and even give you an exercise for activating your 6th sense for expanded perception.

eyeball-closeupSo why are we doing a class all about the senses? The senses are our windows to the world. They give us information that we use to stay safe, interact with others, experience our world and understand life (the hallmark of our species).

The challenge is that we’re so constantly bombarded with a stunning array of input, that most of us suffer from sensory overload. What we register consciously at any given moment is but a fraction of what is coming at us. So what should we pay attention to? How do we prioritize? How can we focus on what is important and ignore the rest?

The art of developing our attention is perhaps more important than ever before in human history because we are faced with more sensory information than ever before.

We do have a natural filter, the reticular activating system (RAS), that enables us to sort out what information to pay attention to and what to prune so that we don’t go crazy. Moreover, it is a filter that is trainable. We can consciously engage our awareness to manage our sensory perceptions.

An important thing to understand is that our beliefs and past experiences shape how we filter sensory input. The great news about this is that we can focus on the senses to quiet the mind (and vice versa) to affect our interpretation of what we are sensing. We can free ourselves from belief systems that don’t serve our overall wellness to activate a greater awareness of what is both seeable and un-seeable around us.

The eyes are especially important. They are often more fatigued by overstimulation than any other sense organ. We make countless decisions each day based on what our eyes are telling us. There is a voluminous amount of information to process. Computers, smart phones and TVs vie for our attention and cloud our visual sensibilities.

In the Being Energy Nutrition class on Saturday, I’ll teach a technique to soften the eyes, and relax and release the eye muscles to open up your perception.

Relaxing is a key thing for all of our senses, in fact. When we can quiet down the way we normally use our senses, we make way for opening to a more expansive way of interpreting sensory data. When you relax your eyes, for example, you’re able to see other aspects of the world. When your eyes become silent, you can see silence. This is true of all five senses. It is also a key for waking up the 6th sense.

When we activate our 6th sense, we have the capacity to apprehend what isn’t commonly available to us—something that we sometimes feel in our gut or our heart.Nutrition 2015_Featured_2

I’ll talk more about the 6th sense and how to cultivate it on Saturday. I hope you can join me!

The class airs live on September19 at 8:30am Pacific Time. For more information, and to register, please see beingenergy.com.

Como Ser Flexible para Mantenerse Fuerte

Movimiento. Energía. Salud. Vitalidad. Todo está enlazado. En Being Energy, creemos que es importante tomar en consideración la totalidad. Pero para comprender el todo, se debe mirar las partes, y viceversa.

El movimiento es una parte fundamental de lo que enseñamos en nuestras clases y talleres porque el movimiento, de una manera u otra, es una parte fundamental de la vida, y una clave para mantenerse saludable y feliz

Coconut-Trees

Queremos cultivar movimiento flexible. Ser flexible también es ser fuerte. Por eso ofrecemos las prácticas que hacemos nosotros mismos todos los días, en línea,  en las clases diarias de Being Energy: Mente+Cuerpo+Espíritu.

También acabamos de lanzar una nueva Videoteca, con una colección de clases de 30 minutos al día, muchas de los cuales se centran en el movimiento.

En una presentación durante una de las clases de Being Energy de Nutrición + Salud este año, nuestro colega Jordan Hoffman compartió algo de la filosofía y sencillos ejercicios de Aikido. Jordan es practicante de Aikido desde hace mucho tiempo, y es segundo grado de cinturón negro, además de ser un acupunturista excepcional. Él compartió algunas ideas valiosas.

Debido a que el tema de la clase era huesos, tendones y músculos, Jordan habló acerca de mantener los tendones y ligamentos agradables y abiertos, y cómo esto permite que la energía fluya a través del cuerpo. En cada articulación sana hay espacio. Ese espacio permite un movimiento cómodo y fácil. Cuando estamos estresados, apretados o tensos, tendemos a contraer, reduciendo ese espacio, lo que se traduce en más rigidez y tensión. Esto también nos alenta, y crea un ambiente propicio para la lesión. Pero si somos flexibles podemos avanzar más rápido, con más fluidez y gracia. Cuando se presenta un obstáculo, cuanto más flexibles somos, mejor podemos navegar en la situación.

Piensa en la rama de un árbol joven. Puedes doblarla y no se va a romper; sigue siendo flexible; pero una rama más vieja puede romperse. Entonces, queremos mantener nuestros huesos y articulaciones flexibles. Queremos ser capaces de movernos con facilidad con los vientos de cambio y desafío.

Un ejemplo inspirador de flexibilidad y gracia a cualquier edad es el fundador de Aikido, Morihei Ueshiba (14 de diciembre de 1883- 26 de abril de 1969). En este video de 1935, estas cualidades, y más, se evidencian.

Aquí, se puede ver su última demostración pública, en 1969, a la edad de 85 (está un poco borroso, pero sin embargo vale la pena verlo).

Entonces ¿Cómo podemos encarnar esto? ¿Qué podemos hacer para afrontar los retos de la vida con poder y gracia? Podemos comenzar con la conciencia.

Al final de cada día, puedes notar que te sientes más acortado, apretado, contraído, más comprimido. El cultivo de la conciencia es un paso importante para permanecer fuerte y flexible. Sostén en tu mente la imagen de amplitud en tus articulaciones. Piensa en elongar tu columna vertebral. Si estás de pie y te das cuenta de que tus rodillas están bloqueadas, ablándalas, dejando que la energía fluya a través de la articulación y a través de tu cuerpo.

A tu salud, fuerza y flexibilidad,

Dr. Miles Reid

Ocho razones para comenzar a meditar hoy mismo

Tú puedes disfrutar de beneficios y efectos positivos de una sola meditación. Y si meditas seguido, los beneficios se multiplican con la práctica continua.

Estudios recientes muestran que la meditación no sólo reduce el estrés -que sin duda sería razón suficiente para intentarlo-, sino que realmente afecta nuestro ADN, protegiendo la vida de nuestras células y retardando el envejecimiento. Un estudio mostró que sólo una sesión de meditación puede tener un impacto positivo.

De acuerdo con la Clínica Mayo, “Meditación puede darle una sensación de calma, paz y equilibrio que beneficia tanto su bienestar emocional y su salud en general.”

Los científicos están empezando a entender cómo y por qué funciona la meditación, pero sus beneficios mentales, físicos y emocionales se han apreciado desde tiempos antiguos. Se ha comprobado que reduce el estrés y ayuda a combatir enfermedades tales como:

  • Cáncer
  • Enfermedad del corazón
  • Alta presion sanguinea
  • Asma
  • Depresión
  • Desórdenes de ansiedad
  • Dolor
  • Problemas para dormir

El mayor beneficio proviene de una práctica diaria, y hay muchas formas de meditación para probar. Desde Mindfulness y Meditación Trascendental hasta Tai Chi y yoga, puede implicar movimiento o quietud, atención o trascendencia.

La meditación es algo que le ayuda a bajar el volumen internamente y se aleja de la respuesta al estrés hacia una respuesta parasimpática. Puede incluir la respiración de una manera intencional, usando imágenes guiadas y su imaginación o centrándose en un objeto. A menudo coaching pacientes en técnicas de meditación para abordar su situación particular.

Los efectos pueden ser muy poderosos.

Aquí hay ocho beneficios científicamente probados de la meditación:

  1. Mayor inmunidad. Múltiples estudios muestran que la meditación mejora la inmunidad en una variedad de formas, desde el impulso de los anticuerpos hasta la ralentización de la producción de recuentos de células CD-4 hasta la estimulación de las áreas cerebrales que controlan el sistema inmunológico.
  2. Menos dolor. La meditación puede reducir la experiencia del dolor y disminuir la actividad en las regiones de procesamiento del dolor del cerebro.
  3. Función mental más fuerte y más rápida. La meditación fortalece la conexión entre las células cerebrales y puede conducir a un aumento de gyrification (actividad cortical vinculada a la capacidad del cerebro para procesar la información más rápidamente).
  4. Reestructuración cerebral. Es sorprendente considerarlo, pero la meditación puede cambiar la estructura cerebral. Las exploraciones cerebrales de los meditadores de larga data muestran un aumento de la materia gris, que se asocia con la inteligencia, la percepción sensorial, la estabilidad emocional y la respuesta al estrés.
  5. Mayor capacidad de aprendizaje. Las investigaciones demuestran que los estudiantes que meditan tienen mejores puntajes de exámenes, mejora la tasa de asistencia, aumenta la inteligencia y la creatividad y menos estrés.
  6. Estabilidad emocional. Parece que cuando se les expone al estrés, los meditadores de mucho tiempo muestran menos actividad en la amígdala derecha, la parte del cerebro que desempeña un papel clave en el procesamiento de las emociones.
  7. Mejor enfoque. Un estudio de la Universidad de Washington realizado por el Dr. David Levy demostró que aquellos que están entrenados en la experiencia de la meditación menos emoción negativa en las pruebas multitarea y puede cambiar las tareas con menos frecuencia y más eficaz. Los meditadores también mostraron una mejor memoria relacionada con las tareas.
  8. Control de peso. Resulta que la meditación puede ayudar a reducir la grasa del vientre. El aumento del estrés aumenta la actividad hormonal que puede llevar al aumento de peso, y estudio tras estudio muestra que la meditación puede reducir significativamente la respuesta del cuerpo al estrés, así como aumentar la serotonina, una hormona que influye en el sueño, el estado de ánimo y el apetito.

La meditación, cualquiera que sea la forma que elijamos, puede desempeñar un papel eficaz y agradable en nuestra salud y bienestar.

Si usted participa en nuestro próximo retiro LARadiant Health + Radiant Energy, puede experimentar los beneficios de la meditación en un contexto más completo.

Good Vibrations: Elevate Your Energy in Minutes

Energy is vitality. It is expressed in our bodies, in our moods and in the way we relate to others.

We might say someone has “good energy” or “bad energy” for example, or that we are energized by an idea. This all has a physical expression—as scientific studies continue to reveal, the physiology and the mind are intricately connected—some would say inseparable. This is great news. It means that we have the power to influence our health at all levels with our thoughts and actions, and that each influences the other.

Aerin-Miles-4894 copyThe other great news? When it comes to movement, a little bit can go a long way toward your health and vitality. Combine this with intention, and watch your energy lift in just minutes.

In terms of exercise, the standard recommendation is to aim for 30 minutes a day, five days a week (hello BE daily Mind + Body + Spirit classes!). If this seems daunting, try starting small. Choose the stairs over the elevator, for example. Or park at the far end of the parking lot at the grocery store. Take five to fifteen minutes to enjoy an extra walk around your neighborhood or workplace, or try some squats or pushups before jumping into your other responsibilities—it will be time well spent, helping you function more effectively mentally, physically and emotionally.

Ideally, you want to get some cardio, stretching and strength training in each week. The main thing is to do things that you enjoy, both so that you keep moving and because that sense of joy is also gives your immune system a boost. Maybe you like to garden, or dance, or jog or play catch with your kids. Work those things into your week. Or go to the gym and make it your time for you.

The sense of joy touches on what we think is key: Intention. Our thoughts influence our energy instantaneously. Our movement also influences our energy levels and our thoughts. When we move with intention, this has an even more dramatic influence.

Being Energy’s daily Mind + Body + Spirit classes are all about moving with intention. Here is a sample to try (about 35 minutes)—why not give it a go and see how you feel afterward?

Remember that taking the time to move is like putting energy in the bank, and when you move with intention, you add interest to that account that you can draw on to accomplish more in your life.

Consider joining our daily classes—you’ll enjoy:

  • 30 minutes of movement each day
  • Improved posture, flexibility and focus
  • Connection with a vibrant global community

Wishing you a fun, playful time,
Dr. Miles Reid