Categoría: Movimiento + Conciencia

Necesito Expandir, No Sólo Sobrevivir

La confianza en si mismo del guerrero no es la confianza en sí mismo del hombre promedio. El hombre promedio busca certeza en los ojos del espectador y lo llama confianza en sí mismo. El guerrero busca la impecabilidad en sus propios ojos y la llama humildad. El hombre promedio está enganchado a sus semejantes, mientras que el guerrero está enganchado solo al infinito..”  – Carlos Castaneda

Conexión
Estuve hablando con uno de mis pacientes esta semana, simplemente manteniendo un lugar para escuchar, ya que a menudo es una herramienta de curación tan poderosa. Me compartía sus ansiedades cotidianas y recurrentes. Quería sinceramente deshacerse de ellos, y no podía precisar ninguna razón singular por la que se sentía de esa manera. “Ha pasado un año entero ya, sabes”, dijo, en referencia a la pandemia.

Le tengo mucho aprecio a este paciente; ha venido para recibir tratamientos durante varios años, conduciendo una larga distancia cada vez para hacerlo. Él representa a muchos de nosotros, los que buscamos transformar, contribuir, hacer crecer nuestra conciencia y la del planeta en su conjunto. Él, como nosotros, tiene todas las razones adecuadas para sentirse conectado, apoyado y seguro, con sus muchos amigos y con tantas personas de ideas afines en todo el mundo. Sin embargo, compartió, se sentía ansioso, separado, “desconcertado”. Estaba teniendo días difíciles y no podía dejar de pensar en sentimientos negativos. Por la noche, podía quedarse dormido, agotado por el día, pero luego se despertaba un par de horas más tarde y su mente no se apagaba durante tres horas.

Nuestro mundo hoy
Se proyecta que las dificultades y enfermedades mentales  se dispararán durante estos próximos 12 meses, debido a las condiciones en las que hemos vivido durante el año pasado. (Continúa más abajo)

ESTE SABADO 20 DE MARZO comenzamos un
NUEVO CURSO DE 5 CLASES EN LINEA  
PARA LA ANSIEDAD. OBTEN INMUNIDAD
Marzo 20 a Abril 17

APRENDE INFORMACION CLAVE PARA INSTRUCTORES
Súmate y, OBTEN UN REINTEGRO 100% luego de la primera clase si no sientes que recibes todo tu dinero y aún mas en el valor de lo presentado!

(Continúa desde arriba) Nosotros, los seres humanos, estamos programados para conectarnos, desde nuestra bioquímica hasta nuestra propia alma, y ​​en esa conexión encontramos significado y lugar. Prosperamos cuando creemos que pertenecemos, cuando el sentimiento de pertenencia es un hecho, una alfombra debajo que nos sostiene. Con ese sentimiento, lo desconocido es soportable, incluso emocionante. Sin él, perdemos el ancla. El aislamiento genera ansiedad.

Raíces
El aislamiento viene primero como una creencia, que fomenta un pensamiento que luego desencadena emociones, como la ansiedad y la inseguridad. Estos sentimientos e imágenes que generamos en nuestra conciencia, luego los expresamos a través de nuestro cerebro, bombean millones de mensajeros químicos en forma de neuropéptidos, que se dirigen a nuestro sistema inmunológico innato, donde se unen a receptores que los internalizan como comandos. La ansiedad y la incertidumbre son factores dominantes de nuestra resiliencia inmunológica. La confianza interior, una concepción de la confianza de los guerreros, es un tremendo refuerzo para la inmunidad. La fuerza inmunológica y la inteligencia inmunológica son corolarios directos de un sistema nervioso equilibrado.

Práctica de Observar
Mi maestro, Carlos Castañeda, me enseñó que los ojos actúan como ganchos de nuestra percepción. Los ojos pueden “engancharse” a las cosas, agarrarlas y enredarse con ellas. Dependemos en gran medida de nuestro sentido visual para crear la realidad que vemos. Creeremos en algo cuando “lo vemos con nuestros propios ojos”.
Puede ser una práctica sencilla y poderosa sentarse al aire libre en un espacio abierto al final del día, justo antes del anochecer. y contemplar un pedazo de cielo puro, incluso sosteniendo la mano o un libro para cubrir cualquier cosa que pueda estar en el rabillo del ojo, como el contorno de un edificio o las ramas de un árbol. Cuando eliminamos cualquier posible contraste del campo visual, los ojos no pueden engancharse a nada y, por lo tanto, tampoco podemos fijar una creencia en ellos. Después de unos minutos de hacer esta práctica, la mente se relaja profundamente en la profundidad infinita de un parche de cielo puro. El silencio interior es el estado perfecto para contrarrestar la ansiedad, el miedo y la incertidumbre.

Somos participantes directos de nuestra cura
La idea de un guerrero, y del camino de un guerrero, implica una cierta postura que uno puede mantener. Es la posición opuesta de una víctima, en el sentido de que la causa de nuestra infelicidad proviene de fuerzas externas, y también entonces, la solución o la cura de esos problemas. Una postura de guerrero recupera el poder que cede una postura de víctima. Como guerrero, las cosas pueden ser absolutamente desafiantes y su impacto en nosotros innegable, pero aportamos a la solución e intervenimos dentro de nosotros mismos para lograr el cambio. Nos hacemos presentes para apoyarnos y participar en nuestra propia recuperación.

Un ejemplo de esta actitud es tocarnos a nosotros mismos de forma terapéutica. Nuestro propio cuerpo es una fuente de posibilidades de curación. Podemos entrar en nuestro cuerpo, y cambiar las cosas, en lugar de simplemente pensar en nuestro cuerpo desde la cabeza. Si estamos inquietos, ansiosos o fuera de centro, podemos hacer algo ahí mismo, en el acto, para re enfocar nuestra energía y nuestra mente de esos sentimientos. Aquí va una joya:
El área de piel suave en la muñeca interna, está llena de terminaciones nerviosas que cuando se estimulan suavemente pueden provocar estados de calma. Con las yemas de los dedos índice y medio, deslízalos suavemente hacia arriba y hacia abajo a lo largo del área, a lo largo del canal formado por los dos tendones que van a los dedos. Solo unos momentos de frotar con afecto ese antebrazo distal interno, justo por encima de la muñeca, es como acariciar nuestro corazón directamente. Nos reconectamos con nosotros mismos, cambiamos la forma en que respiramos y recordamos que estamos aquí.

Ser paz
Viendo a mi paciente era como si me estuviera viendo a mí mismo, a todos nosotros en el mundo en este momento. Como humanos, buscamos la seguridad de que estaremos bien. Buscamos la paz interior. Si estamos en paz, no estamos en guerra. Nuestro sistema nervioso está en modo neutral, no en lucha o huida, con un tono saludable del SNP (sistema nervioso parasimpático). Imaginar botones de encendido y apagado que subimos o bajamos a comando, es una imagen práctica asombrosa para tener en nuestro kit de herramientas de visualización. Podemos autorregular nuestro sistema nervioso autónomo.
Nuestro sistema inmunológico tiene una identidad intrínseca: vigilar lo que no es uno mismo y defender, si es necesario, hasta el punto de la guerra total. Pero debe ser a intervalos específicos, no continuamente, hasta que no quede más vitalidad y nuestra fuerza inmunológica y nuestra velocidad disminuyan. Sin un comando del interruptor de apagado, no hay juego. Quedamos solo prendidos, y al final, agotados.

Allí mismo, frente a mi paciente, mientras concluíamos nuestra conversación y él se preparaba para el examen físico, recordé una imagen asombrosa de un momento 20 años antes, mientras estába en un safari en el cráter del Ngorongoro, Tanzania. La gacelas se podían ver deambulando, despreocupadas, pastaban al lado de una manada de leones que descansaban cerca. Todos estaban a gusto, el aire estaba a gusto. De repente, dos leonas se levantan de la manada y salen en modo de caza. Todo cambia. Las orejas de los animales apuntan hacia arriba, congeladas, escuchando. Las gacelas ahora están listas para volar. Corren salvajemente. Los leones persiguen, un ternero joven se aleja y es tomado. La guerra termina y poco después, todo vuelve a la normalidad. Los leones  comen, las gacelas pastan cerca, el aire está a gusto. Interruptor encendido / apagado. Esa es la lección para contemplar. Somos nuestro propio placebo Nuestros cerebros son como una consola de interruptores, que se encienden y apagan en respuesta a lo que está experimentando nuestra Conciencia. Esta experiencia, no es un hecho fijo. No es aleatorio y no está fuera de nuestro ámbito. Somos jugadores, somos co-creadores. Contamos, y perseveraremos, a través de nuestra inquebrantable intención, en encontrar la manera de afectar el cambio que estamos buscando en nosotros.

Un atisbo de esperanza brilló en mi corazón al final del tratamiento, cuando mi paciente salió de la habitación, sus ojos se iluminaron nuevamente y con una sonrisa en su rostro. “Me siento bien Doc, creo que todo saldrá bien. Estoy listo para luchar, por mi propia felicidad “. Ahora, ese es el estado de ánimo del guerrero. Y lo saludo.

¡Gana créditos hacia tu Certificación Módulo 3!

Lo Que Carlos Castaneda Me Enseño Sobre El Tiempo

El Tiempo es como un pensamiento o un deseo.

El Tiempo se mide por la intensidad del momento en que estás viviendo.

El Tiempo se suspende cuando experimentas silencio interno.

El Tiempo es una forma de atención.

El Tiempo no es medido por el reloj.

El Tiempo se dobla cuando prestas atención.

¡Son 5 para las 12, me estoy quedando sin Tiempo!

Estoy viviendo en el espacio de no Tiempo.

Estoy frente al Tiempo que se aproxima.

what Carlos Castaneda taught me about timeEstas son algunas de las frases que escuché expresar a Carlos Castaneda desde el momento en que lo conocí. Expresó su preocupación por el tiempo; redefinió su relación con el tiempo, y desafió la idea del tiempo, todos los días.

Castaneda llegó a tiempo a cada cita; no le gustaba que otras personas lo esperaran. Y no esperaba a nadie. El tiempo, cómo manejarlo, cómo estirarlo, cómo experimentar el tiempo no lineal fue una parte intrínseca de mi formación con él.

De una manera calmada y sobria, él hablaba sobre su propia muerte como si fuera algo inminente que sucedería en cuestión de días o minutos. Y, sin embargo, se comportaba como si tuviese todo el tiempo del mundo.

Nunca tenía estrés ni prisa, relajado disfrutaba de sus comidas, no tenía nerviosismo en sus estados de ánimo, incluso bajo la presión de las presentaciones de sus libros o la presión de tener que dar una conferencia a cientos de personas. Se tomaba su tiempo para caminar al escenario para entregar sus pensamientos, con las manos en los bolsillos y una expresión abierta de apertura y frescura. Se tomaba su tiempo para sentir la risa de la audiencia de sus chistes y comentarios, para responder preguntas, para mirar a los ojos y conectarse con las personas.

Todos los días de mi entrenamiento con él estaban llenos de intensidad aprendiendo a detener hábitos inconscientes y crear nuevas formas de comportarme, de ser. Mis días eran largos, como estirados por la intención de llegar a la “iluminación” tan pronto como pueda, antes de que él muera.

En las mañanas temprano iba a la escuela a aprender inglés, luego a trabajar en su compañía, luego a entrenarme físicamente en su estudio por otras 3 o 4 horas. Pero mis rutinas no estaban reguladas por el tiempo, o mi tiempo no estaba regulado por las rutinas, ni por las manecillas de mi reloj, como lo estaba cuando vivía en Argentina. Durante mi aprendizaje no tenía rutinas, ya que Castaneda cambiaba los horarios a menudo y aprendí a fluir con los eventos diarios,  tomar las cosas de a una, como avenían.

Debido a que estaba viviendo en un país nuevo, aprendiendo un nuevo idioma, comiendo alimentos extraños y viviendo con personas que apenas conocía, me sentí como suspendida en el tiempo.

Me permití ‘desaparecer’ por un tiempo del ‘mundo real’, como hacen algunos escritores para escribir una novela, o algunas personas lo hacen después de retirarse para crecer espiritualmente, y renuncié a mi tiempo para seguir un tiempo diferente.

Experimenté la suspensión del tiempo durante las largas horas de practicar secuencias de movimientos, como artes marciales, y largas horas de estar sentada en silencio. Después de superar mi resistencia inicial, tanto físicamente con mis músculos temblando y sin aliento, y mentalmente con pensamientos autodestructivos “No puedo hacer esto”, “esto es demasiado tiempo”, “quiero ir a casa, dormir, comer tacos, etc. “, experimenté estados de éxtasis.

what Carlos Castaneda taught me about timeUna oleada de bienestar y vitalidad fluía por mi cuerpo renovando la alegría de mis articulaciones moviéndose al unísono, la felicidad de mis pulmones expandiéndose por completo, la sangre fresca oxigenada recorriendo todos los vasos sanguíneos y las células de mi cuerpo, eliminando los desechos, desintoxicando, revitalizando mi derecho a pertenecer aquí, en este planeta en este momento.

Después de largos períodos de ejercicios practicados en cámara lenta, pude experimentar la delicada dulzura de la calma y la seguridad de era amada.

Más tarde comencé a experimentar esos estados cuando podando los árboles y trabajando en el jardín. O cuando almorzando con amigas, o incluso en el cine. O al despertar en la mañana, consciente de la singularidad del día, con gratitud consciente, sentada en el borde de mi cama, con los ojos cerrados, tomando las primeras inhalaciones del día, sintiendo mi corazón latir, mi piel suave y cálida, algunos pájaros cantando a la distancia, el bocinazo del automóvil del vecino, el caer de periódico en la calle, el olor a pan tostado, la risa de los niños que pasan por mi ventana en el camino a la escuela, el chapoteo del agua, mi marido en la ducha, mi hijo en el piano tocando la Oda a la Alegría.

La experiencia de esta vitalidad viva sigue fluyendo a través de mí como si mi maestro hubiera creado un vórtice a través del cual todas las experiencias son una y el tiempo es solo una pequeña parte del flujo constante de la vida que sigue sucediendo dentro y fuera de mí.

 

Nuestros Órganos Tienen su Propia Conciencia y Podemos Hablar con Ellos

organs have their own consciousness

Mi maestro Carlos Castaneda me enseñó esto:

Nuestros Órganos Tienen su Propia Conciencia y Podemos Hablar con Ellos

Este año marca el 20 aniversario de la partida de mi querido maestro y guía Carlos Castaneda. Lo conocí a mediados de los años noventa como un joven médico que buscaba un significado más profundo en mi camino como sanador para las personas.

Mi vida me trajo a él sin buscarlo.

Poco tiempo atrás, como residente médico en Bariloche, Argentina, había querido adentrarme en el conocimiento médico. Vengo de una familia de médicos y científicos, donde el trabajo arduo y la dedicación a la ética de la verdad tenían un gran valor.

our organs have their own consciousnessGracias a las altas calificaciones que había conseguido, la suerte y un poco de osadía, logré entrar en un programa único y prestigioso en el que me dejaban como la persona a cargo de ER (sala de emergencias) cada cuatro noches. Fue una inmersión total emocionante en la vida hospitalaria lo que me permitió lidiar con todo tipo de problemas médicos y emergencias. Prácticamente viví en la clínica y asistí en traumas, derrames cerebrales, ataques cardíacos o nacimientos de niños.

Tuve la experiencia de lidiar con decisiones de vida y muerte, de ver el misterio del cuerpo sanar milagrosamente y la presencia de la muerte en mis manos. La vida fue rápida y sorprendente. Sin embargo, crecía en mi el deseo de una visión más amplia y más abarcadora.

En muchas ocasiones, las herramientas que me habían dado como médico occidental no me podían ayudar con lo que se necesitaba; solo podía llevarme hasta un punto y una visión más holística se convirtió en una necesidad.

Uno de esos días, durante mi turno de noche, un paciente en mi guardia murió.

Estaba pasando la noche después de una cirugía menor y desarrolló un edema agudo de pulmón que lo llevó a ir a un paro. Lo moví a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) e intenté resucitarlo, pero no pude. Más tarde resultó que un medicamento cardíaco clave que el paciente necesitaba no había sido registrado en su tabla y nunca se lo habían dado. Él no debería haber muerto. El evento me llevó a reevaluar profundamente el significado de mi profesión y mi vida en general. La escuela de medicina no me dio el contenedor para estas situaciones. Incluso consideré dejar la medicina.

Dejé Argentina de regreso a EE. UU., mi país de nacimiento. Entonces, allí, la casualidad y el destino me hicieron conocer a Carlos Castaneda en persona y todo cambió en mi vida.

Cuando lo conocí, me invitó a almorzar, a un restaurante cubano local llamado Versailles que frecuentaba. Recuerdo que, cuando me invitó, me dijo que quería saber más sobre mí, pero apenas abrí la boca durante el almuerzo. Estaba muy animado todo el tiempo, y me hizo reír tanto con sus historias que mis músculos del vientre me dolían mucho. Tenía una presencia tan cautivadora y encantadora que me absorbió por completo.

Al final, mientras caminábamos hacia el automóvil en el estacionamiento, se acercó y casi en un susurro dijo que la razón por la que estábamos allí ese día era porque yo podía ser un puente entre el chamanismo que había aprendido de su maestro, don Juan Matus, y el mundo de la salud y la medicina.

En ese momento, no tenía idea de lo que esto significaba, pero su mensaje de una inteligencia y energía superiores en juego en la vida cotidiana llegó a llenar exactamente el vacío que había encontrado en mi vida médica habitual. Me enganché por completo.

Un aprendizaje directo que significaba estar abierto a nuevas ideas.

Con el tiempo, Carlos Castaneda se convirtió en mi mentor y guía. Dijo que no podía huir de mi destino y me animó a volver a la medicina. Pero él me dio el contenedor más grande, abrió lo que para mí era un nuevo paradigma en ese momento, que hoy, décadas más tarde, ha surgido en la ciencia y en nuestro entendimiento colectivo: que no existe tal distinción entre la mente y el cuerpo;

más bien, que somos una red de energía e información que se entrecruza en todas las direcciones entre la mente y el cuerpo. Los péptidos y otros productos bioquímicos transmiten los mensajes de nuestros pensamientos y nuestras emociones en todas partes, la percepción afecta el comportamiento y el comportamiento cambia la misma fisicalidad de nuestro cerebro y cuerpo, los recuerdos de nuestras experiencias de vida se almacenan en los órganos y en nuestra fascia y,

más que un individuo definido y aislado, somos más como una cooperativa de muchas voces, incluida una mayoría de ADN extranjero de un microbioma que hasta nos influencia aspectos fundamentales de nuestra identidad, como nuestros rasgos de personalidad, como un estudio pionero de la Universidad de California , Los Angeles (UCLA) recientemente mostró.

our organs have their own consciousnessTodo en nosotros está cambiando y evolucionando, no aislado, sino en una profunda resonancia con nuestro entorno, como la calidad del campo electromagnético emitido por nuestros corazones, que puede causar cambios específicos en los cerebros de las personas que nos rodean.

Ahora sabemos que podemos ingresar en estados de meditación profunda a través de la práctica y luego estos estados pueden causar cambios definitivos en todos nuestros principales mecanismos reguladores como la longitud de los telómeros (un biomarcador clave para la vida celular), las cascadas de inflamación y la reparación celular . Estas y otras conductas pueden cambiar la expresión misma de nuestro genoma a través del paisaje epigenético que ahora reconocemos como un entorno pluripotencial altamente fluido en el que vive nuestro cuerpo.

Lo que mi maestro Carlos Castaneda me presentó fue este mismo punto de vista. Utilizaba un lenguaje diferente, pero su sintaxis tenía las mismas implicaciones y conclusiones. Amplió el alcance de las posibilidades de mi experiencia humana y la de mis pacientes. La ciencia moderna y los antiguos principios y prácticas chamanísticos se unieron en una unidad de vida similar: nuestro mundo interno del cuerpo y la mente.

Lo que significa ‘Puedo hablar con mis órganos internos’

Una práctica que Carlos Castaneda me enseñó fue “hablar con mis órganos”. La idea era simple: así como existe el yo en general, también hay muchos aspectos individuales más pequeños de ese yo, representados en mis propios tejidos y órganos. En el dinámico mundo de la información dentro de mi cuerpo, hay una conciencia individual en cada uno de mis órganos. Nuestros órganos almacenan recuerdos y también contienen información. Y pueden hablar con nosotros. El gran yo puede entrar y establecer un diálogo con los diferentes órganos y tejidos.

En más de veinte años de talleres de enseñanza y práctica clínica, he encontrado que esto es muy preciso y de gran valor práctico para comprendernos a nosotros mismos y lo que nuestros cuerpos están experimentando.

A veces, veía a Castaneda ‘hablando con su hígado’, por ejemplo. Él hablaba con él de una manera muy amable, agradeciéndole todo el trabajo que habían hecho.  Acariciaba sus costillas justo donde está el hígado, y también se detenía y  un momento para “escucharlo”.

Se han identificado más de 500 funciones vitales en cada célula hepática, 24/7. Es el órgano que organiza y distribuye nuestros nutrientes y recursos internos. En nuestras ocupadas vidas modernas, tiende a sobrecargarse. Almacena material “en exceso”, no solo fisiológicamente sino también en nuestra Conciencia.

our organs have their own consciousnessNuestro estrés está ‘almacenado’ en el hígado.

Cuando nuestro hígado se ve abrumado, también se pone rígido e interfiere con otros órganos vecinos, como el estómago y los intestinos, o nuestra sensación de calma en el corazón.

Nuestros órganos pueden decirnos muchas cosas. Por ejemplo, un paciente que acudió a un tratamiento por estreñimiento severo, había recibido ayuda estándar de médicos como el aumento de fibra y ejercicio, ablandadores de heces e incluso antidepresivos, con resultados débiles. Durante la consulta, usando imágenes guiadas, establecimos una conversación “entre su ser superior y su colon”, y su colon le dijo que la razón por la que sostenía su movimiento era porque se sentía atrapado en el trabajo. Tenía una disputa a largo plazo con su socio comercial que no estaba siendo resuelta.

El colon estaba almacenando ese componente emocional y perceptual de su vida interior.

Entonces se dio cuenta de que había sido muy rígido en su posición sobre la disputa y necesitaba seguir adelante. El día después de que firmó los documentos de disolución tuvo una evacuación intestinal y en un mes recuperó su ritmo regular.

Otro ejemplo fascinante de cómo nuestros órganos almacenan información y experiencias de vida, incluso cosas muy específicas y detalladas, fue informado por Paul Pearsall, Ph.D., en su libro The Heart’s Code. Escuché acerca de esta cuenta por Ron Hulnik, Ph.D., uno de los fundadores del prestigioso programa de Psicología Espiritual en la Universidad de Santa Mónica, donde estoy muy emocionado de estar actualmente cursando una Certificación. Pearsall, un neuropsicólogo clínico en el Departamento de Donantes de Trasplantes de la Universidad de Arizona, describe cómo los receptores de órganos asimilan los recuerdos y los rasgos de personalidad del donante. Él cuenta el caso de una niña que había recibido un trasplante de corazón de otra niña que había sido asesinada. Pronto comenzó a tener sueños y recuerdos de haber sido asesinada, que finalmente se volvió tan vívida y detallada que su madre lo denunció y llevó a la policía a identificar al asesino real y probar el caso en la corte. La implicación de un evento tan inequívoco hace que sea innegable que los propios órganos, independientemente, son capaces de almacenar un alto nivel de especificidad de información.

¿Cómo hablo con mis órganos?

our organs have their own consciousnessHay dos pasos y una regla para hacer esto.

El primer paso es hacer algo para calmar la conversación mental y estar presente. ¡Esto puede ser un minuto enfocándonos en nuestra respiración, o incluso en una sola respiración!

El segundo paso es dirigir nuestra atención a un órgano particular con una actitud de investigación y establecer un diálogo.

La regla es que cuando hacemos una pregunta, tenemos que ser directos, como si estuviéramos hablando con alguien justo frente a nosotros, y luego hacer una pausa y esperar lo primero que se nos viene a la mente, sin condiciones previas. Puede ser un pensamiento, una imagen o un recuerdo. Podría ser la sensación de algo que podría aclararse en un momento posterior.

La regla significa que es información espontánea que se formula en nuestra Conciencia en la pausa inmediatamente después de dirigir la pregunta al órgano.

Algunas veces, no necesita ser siquiera una pregunta; todo lo que parece ser necesario es dirigir nuestra atención al órgano con la intención de verlo y escucharlo.

La Práctica.

Para el próximo momento, cierra los ojos y deja que tu atención cambie del mundo exterior al mundo interior. Simplemente puedes dejar que tu cuerpo libere cualquier tensión que no necesite, ahora mismo.

En un barrido desde la cabeza hasta los pies, simplemente examina todo tu cuerpo con tu atención y deja que cada músculo se relaje, deja que cada articulación se ablande, dejando que se abran todos los nervios, que se abran la circulación y la piel. Y deja que tu cuerpo lo haga a su propio ritmo.

Ahora, abre tus ojos interiores y dirige tu atención al órgano con el que quieres hablar, escuchar o simplemente mantener el espacio. Permítete usar tu imaginación completa y vivirla dentro de ti.

¿Has tenido algún problema con la salud de este órgano? Conéctate con estos síntomas, y específicamente con las emociones que estos síntomas surgen en ti. Mantén en sintonía con estas emociones por un momento. No los juzgues ni trates de cambiarlos, solo está con ellos.

Ahora, comienza a hablar con el órgano, como si fuera una persona con la que estás hablando. Una persona que también eres tú o un aspecto de ti. Manten una actitud de aprecio, compañerismo y apoyo. Esta parte de ti ha estado sufriendo y quieres estar allí para ello. Exprese cariñosamente al órgano su apoyo en este momento. Habla con el órgano como si fuera tu propio hijo de 5 años.

Haga preguntas simples y directas tales como:

“¿Por qué estás sufriendo?”

“¿Cómo se relaciona esto con mi vida en este momento?”

“¿Cómo puedo ayudarte para que te sientas mejor?”

“¿Hay algo que pueda hacer para que detengas este síntoma?”

our organs have their own consciousnessRecuerda, no prejuzgues ni descartes lo que surja cuando preguntas. Dedique un momento o mientras sientas que estas presente en este diálogo, o simplemente siéntate en presencia del órgano, sosteniendo allí tu Conciencia.

Cuando estés listo, agradece a tu órgano por estar disponible. Pide permiso para seguir dialogando en el futuro. Sal a tu propio ritmo e inmediatamente toma en cuenta la experiencia y la información que proviene de ella.

Les recomiendo que escriban esta información.

Ahi esta.

Simplicidad misma!

¡Dando la Bienvenida al 2018! Cómo Prepararte para la Noche de Año Nuevo

“El mundo es insondable. Y también lo somos nosotros, y cada uno de los seres que existe en este mundo.” ~ Carlos Castaneda

¡Qué poderoso momento es éste! Estamos cruzando a un ciclo de año nuevo llenos de gratitud y asombro por nuestras vidas. ¿Qué lecciones experimentaste en 2017? ¿Qué triunfos? ¿Qué fracasos?

Hemos estado recapitulando y reflexionando acerca de nuestras experiencias de 2017 y acabamos de tener una maravillosa CELEBRACIÓN GRATUITA EN LÍNEA el sábado pasado. Haz click aquí para ver el video si te lo perdiste. Lee más aquí.

how to prepare for new yearsAsimismo, estamos enviando abajo el RITUAL DE AÑO NUEVO  que nuestro maestro Carlos Castaneda nos enseñó hace muchos años. Es una ceremonia que comienza durante los últimos días de diciembre y termina cuando el reloj marca la medianoche en enero 1. Castaneda nos decía que, a la media noche, la luz del Espíritu o Universo viene y “nos observa” –una fuerza desciende sobre nosotros, y este es un momento muy poderoso para estar presente y consciente, para sentirla y familiarizarse con ella–.

Practicar este ritual sin falta por los últimos 22 años ha traído un sentido de dirección, propósito e inspiración para desplegar nuestros objetivos e intenciones para el Nuevo Año, así como un sentido de conexión con los fenómenos planetarios. Esperamos que los beneficios se propaguen en toda tu vida, tus relaciones, tu comunidad y el mundohow to prepare for new years eve.

Los pasos son estos:

1. Limpia lo viejo antes del Año Nuevo.  A partir del 27 de diciembre e incluyendo el día del 31 de diciembre, limpia algo de espacio en tu casa. Elimina estorbos, dona ropa que ya no uses, limpia y organiza cajones y estantes, y aspira tus pisos; limpia tus ventanas y riega tus plantas –todo con un sentido de apertura y prestancia–. El objetivo es limpiar tu casa físicamente y energéticamente. Hay cuatro formas esenciales de hacer esto:

Tira cosas que ya no se necesitan o que ya no te traen alegría

Regala cosas en caridad, con la intención de beneficiar a otros mientras te liberas de cualquier atadura energética con los objetos

Paga tus cuentas, incluyendo servicios, tarjetas de crédito, etc. Haz tu mejor esfuerzo para cruzar al Nuevo Ciclo sin deudas pendientes

Desempolva, limpia y lava tu casa, o al menos una parte de ella que selecciones, como tu cocina, habitación y el área del escritorio

Reacomoda cosas; cambia el lugar de los muebles, cuadros y/u otros objetos para revitalizar el flujo de energía de tus espacios

2. El 31 de diciembre, antes de la media noche, ordena tu escritorio o el lugar donde escribes.  Organiza libros y papeles, y haz espacio para que puedas sentarte cómodamente a escribir una lista de Intenciones, sueños y proyectos que quieres manifestar en 2018.

3. A continuación, toma un bolígrafo o un lápiz y una hoja de papel, y prepárate para hacer una lista.

  • Revisa mentalmente qué sueños y proyectos pudiste cumplir en 2018. ¿Qué cosas destacan? ¿Qué nuevas relaciones has establecido? ¿Qué llegó a un final? ¿Qué nuevas cosas has aprendido, o qué conocimiento has obtenido con respecto a tu:how to prepare for new years eve

    1. Salud
    2. Emociones
    3. Pensamientos
    4. Tu trabajo o empleo
    5. Familia y Comunidad
    6. La comunidad global del planeta Tierra
  • Ahora enlista todo esto en una hoja de papel con el título “2017”. La idea es revisar y destilar lo que 2017 te trajo, y escribirlo para que puedas estar consciente de estas experiencias mientras entras al Año Nuevo. Nota mientras escribes si nuevas ideas o descubrimientos llegan a ti.

4. Toma una segunda hoja de papel para comenzar una nueva lista. Dale el título “2018”, y escribe lo que quieres lograr o ver desplegado en este Año Nuevo. Puede ayudarte pensar en las categorías de:

how to prepare for new years eveDesarrollo personal: ¿Qué cosas nuevas quiero aprender, qué quier aceptar acerca de mí mismo(a), qué deseo sanar en mí a nivel físico, mental, emocional y energético?

Familia y amigos: ¿En qué relaciones me quiero comprometer, qué relaciones necesito soltar, qué relaciones necesito sanar?

Trabajo: ¿Amo lo que hago? ¿Qué puedo cambiar en el 2018 para prosperar?

Salud: ¿Cómo planeo cuidarme mejor en 2017, qué acciones específicas emprenderé para restaurar mi energía?

Mi legado y contribución al mundo en general: ¿Qué acción (UNA) puedo llevar a cabo para ayudar a otros que lo necesitan?

5. Toma una pausa. Has creado espacio, revisado el año que se va y establecido sueños y metas para el año próximo. Ahora que tienes tus listas, toma un pequeño receso para atender cualquier responsabilidad u otros compromisos.how to prepare for new years eve Quizá quieras agregar música al ambiente, o bailar un poco.

6. Alrededor de las 11:30 pm, regresa a tu espacio de escritura (¡Ya casi es medianoche!). Siéntate en silencio por un momento y pon tu atención en las cosas de tu lista de 2018 –aquellas cosas que quieres ver realizadas en el Año Nuevo–. Quizá incluso quieras escribir un borrador de lo que te gustaría hacer, o dibujarte a ti mismo(a) obteniendo el trabajo de tus sueños, etc. Siéntate por el tiempo que quieras, asegurándote de sentirte conectado con todo eso, con tu camino de vida personal, y con el universo, en el momento en que el reloj marque la medianoche.

7. A la medianoche, en este primer momento del Año Nuevo, deja que la ola de tus sueños te envuelva.

how to prepare for new years eve

Mientras establecemos nuestras intenciones colectivas, sostenemos los mejores deseos para todos ustedes –para su alegría y crecimiento; para su libertad; para su arrojo, para su creación de proyectos nuevos e inspiradores; y para su gentileza hacia todos los que les rodean. ¡Celebramos juntos su transformación!

Que nuestra luz y amor irradien a nuestros amigos, familiares, comunidades, y a todo el mundo.

Aerin y Miles

 

Cómo Aprendí a Reducir el Estrés al ENSOÑAR un nuevo TIEMPO

“Los Guerreros enfrentan al tiempo como viene hacia ellos, Normalmente lo enfrentamos a medida que se aleja de nosotros. Sólo los Guerreros pueden cambiar eso y enfrentar al tiempo a medida que avanza hacia ellos.” – Carlos Castaneda

Querida Comunidad,

¿Sientes a veces que el tiempo se acelera? ¿Como si fuera muy rápido y se nos escapara? Yo sé que en mi caso sí es así.

El martes pasado iba de prisa en medio del tráfico para llegar a casa. Había tenido un día repleto que comenzó temprano en la mañana con mi clase de danza. A lo largo de la jornada trabajé en mi oficina, recogí a mi hijo en la escuela y fui a comprar víveres. Me encontré a mi misma apresurándome entre una y otra tarea, sin pausa.

En mi cabeza giraban pensamientos como “Dios mío, no tengo tiempo; ¡Tengo tántas cosas que hacer!”

“Necesito regresar a casa para terminar mis emails y después tengo que cocinar.”

Estaba atrapada en el surco de las demandas diarias donde “¡No tengo tiempo!”

Tan pronto como llegué a casa, decidí cambiar mi estado y recostarme sobre la alfombra de la sala, tomando respiraciones profundas para soltar todo mi estrés. Entonces recordé lo que mi maestro Carlos Castaneda me enseñó acerca del tiempo. Su voz regresó a mi con claridad:

reduce stress

“Has sido entrenada para percibir el tiempo a medida que se aleja de ti. Por tanto, te apuras, resoplas y empujas a las cosas y eventos de acuerdo a esta interpretación. Estás corriendo en un tiempo imaginario donde eres víctima de las demandas cotidianas… No tienes voz ni decisión sobre el “tiempo”. El tiempo parece ser a veces algo que no puedes controlar. Te vuelves una víctima de tu propia interpretación del tiempo. Yo, en vez de ello, escojo percibir al tiempo a medida que avanza hacia mí.”

La interpretación de Castaneda del Tiempo como algo que avanza hacia nosotros trajo una sonrisa a mi rostro. Mientras seguía estirándome en el piso, respirando y soltando la rigidez en mis articulaciones, más recuerdos de sus charlas llegaron a mí:

“El tiempo avanza hacia ti como cuando estás al frente de un tren que va a gran velocidad y el paisaje avanza hacia ti. Puedes escoger darle la bienvenida a tu tiempo.”

Él me dijo que le diera la bienvenida a mi tiempo. Que me diera la bienvenida a mí misma en este tiempo.

“Tu tarea como una ensoñadora es ensoñarte a ti misma en esta nueva forma. Te despiertas cada mañana y das la bienvenida a tu alegría, a tu poder, a tu ser guerrero, a tu fortaleza. Das la bienvenida a esta vida que avanza hacia ti llena de oportunidades para crecer, con desafíos que superar, repletos de misterio para asombrarnos, rebosantes de posibilidades. Le das la bienvenida, en lugar de engancharte en la tontería de tu pseudo-victimización. Chola, no huyas de quien eres en realidad.”

Pasé el resto de la noche dando la bienvenida al tiempo, tomando tiempo para hacer contacto visual con mi hijo, que necesitaba ayuda con su tarea. Mientras cocinaba y lavaba los platos, acogí y di la bienvenida al tiempo. Le di la bienvenida mientras arropaba a mi hijo para dormir y después di la bienvenida al tiempo de dormir y ensoñar antes de cerrar los ojos.

Lo que Castaneda me enseñó ha revolucionado la manera en que conduzco mi vida. Me permite estar en paz aun cuando estoy ocupada y siento que mis demandas y responsabilidades se acumulan.

Últimamente he estado meditando y practicando específicamente este nuevo concepto del Tiempo todos los días, en preparación para nuestro próximo retiro en Schweibenalp, Suiza, donde vamos a entrar en un tiempo distinto para ensoñar y manifestar nuestros propósitos.

Tómate tan sólo 4 días de tu calendario y únete a nosotros para ensoñar una nueva comprensión del tiempo para ti. Te permitirá cumplir tus intenciones y crear nuevos patrones de pensamiento.

Mi mantra es “Siempre tengo tiempo para lo que es significativo, gozoso y edificante.”

¿Cuál es tu mantra?

Únetenos en Schweibenalp, Suiza, para nuestro Retiro, Las Siete Compuertas del Ensueño

¡Tú también puedes experimentar la paz que viene de permitir que el tiempo avance hacia nosotros! Lee más acerca de nuestro retiro en Schweibenalp aquí.

Para leer otro Blog acerca del Tiempo escrito por Aerin, haz click aquí

Caminata Al Lago: Cómo el Retiro de Schweibenalp 2016 Ayudó a una Mujer a Conectarse con la Alegría de su Interior

El siguiente es un testimonio escrito por Barbara Vencelj, quien asistió a nuestro retiro del 2016 en Schweibenalp, Suiza. Barbara comparte sobre cómo el retiro la ayudó a conectarse consigo misma, la naturaleza y su comunidad.

Durante nuestro retiro de seis días en Schweibenalp en octubre de 2016, pasamos un tiempo maravilloso. Practicamos movimientos, respiraciones, ejercicios de testigo y aprendimos pases de energía para activar y abrir el cuerpo y el corazón y expresar plenamente una intención sincera.

Juntos, compartimos días en un hermoso entorno en la naturaleza en las montañas sobre el lago, conectados con el universo y la tierra, y entre nosotros. Compartimos comidas nutritivas y brillamos con vida. Mi corazón estaba cantando en celebración a la vida. Me llené de alegría al ver todos los colores y pensar en la abundancia que ofrece la vida en la tierra.

También compartimos un paseo inolvidable hacia el lago en las montañas. Era una mañana brillante y clara, con un cielo azul y nubes blancas vagabundeando alrededor. La niebla flotaba sobre el lago. Caminamos por los prados sobre el gran lago hacia el bosque. Recuerdo cómo el sol brillaba a través de los árboles. El camino fue agradable y sin problemas. Caminé con facilidad. Me sentí conectada con la madre tierra y conecté mi respiración con mi cuerpo energético y mi cuerpo físico. El silencio detuvo suavemente mi diálogo interno y yo fui una con el universo.

retreat

retreatRecuerdo haber caminado con Aerin, tomadas de la mano y charlando como viejas amigas. ¡Oh, cómo nos reímos! Yo estaba tan feliz. Es una sensación agradable caminar con las personas que amas. El aire estaba frío y Aerin estaba fría. ¡Ella me dejó tomar sus guantes verdes! Eso me hizo aún más feliz.

A lo largo del camino hacia el lago, había muchas esculturas amistosas de madera de personas y animales que me inspiraron y me trajeron alegría.

Después de una hora y media, llegamos al lago, el ojo verde de la montaña, reflejando suavemente las montañas y los árboles, reuniendo el corazón de los espíritus de la montaña en el silencio.

Nos reunimos en la orilla del lago, experimentando el silencio y la paz. Sobre las montañas del lago, el sol se elevaba sobre nosotros y brillaba, como un querido amigo enviando brillantes rayos láser a través de las nubes. Parecía realmente mágico. Todos nos sentimos bendecidos de ser parte de la naturaleza y del universo, cantamos canciones de alegría y agradecimiento, celebramos esta hermosa vida.

retreatFue realmente una caminata hermosa e inolvidable, y estoy agradecida con ganas de regresar a las montañas nuevamente.

-Barbara Vencelj

Barbara es médico y parte de un equipo de rescate de emergencia al aire libre en las montañas de Eslovenia.

 

Acerca de nuestro retiro del 2017 en Schweibenalp, Suiza

Puedes experimentar la alegría, la paz, la conexión y la comunidad en Schweibenalp, Suiza al igual que Barbara. Regresaremos a Schweibenalp para un retiro de 4 días del 26 al 29 de octubre para otro fin de semana increíble para desbloquear las siete compuertas para ensoñar. ¡Aprende más sobre el retiro aquí! No podemos esperar para conectarnos contigo.

retreatretreat

Cuatro Ejercicios de Mindfulness para Superar el Miedo

La primera vez que sentí un miedo paralizante fue una tarde después de la cena, mi madre y mi padre salieron de nuestro apartamento y subieron a ocuparse de la abuela. Me quedé con mi hermano, que tenía 7 años. Yo tenía cinco años.

Estábamos en el área de la cocina que estaba iluminada por una sola bombilla, sentada en un banco contra la pared. El resto de la casa estaba oscuro y estaba muy tranquilo. Nos miramos y crujimos. Era el miedo de lo desconocido, de lo que podía pasar, de sentirse desprotegido e inseguro. Me sostuve firmemente en el brazo de mis hermanos, apretando mi mandíbula y crujiendo mi vientre hasta que mis padres regresaron.

Sentí miedo muchas veces creciendo en una casa con hermanos mayores que pensaban que me despertaba en medio de la noche y sostenía una sábana blanca sobre sus cabezas mientras hacían sonidos de fantasmas.

Solía ​​quedarme despierto hasta que salió el sol. Pero, a los trece años de edad, experimenté otro tipo de miedo. Yo estaba caminando a la escuela como solía hacer una mañana cuando vi a un solider con su arma en la mano de pie con miedo en la esquina de la escuela.

Desde 1974 el ejército militar se ha apoderado del gobierno argentino y ha declarado una “guerra sucia” contra el terrorismo. Cada vez que veía a los soldados los evitaba y tomaba otra calle. Sabía que podía meterse en problemas. Yo no tenía una identificación y había oído que sin una identificación usted podría conseguir la detención. También sabía que muchos estudiantes y maestros inocentes habían sido arrestados y luego “desaparecidos”.

Reduje mis pasos y tomé otra calle, lejos de la escuela. Me imaginé que podía recorrer todo el bloque y llegar a la escuela desde la esquina opuesta, donde no había soldados.

En el momento en que el soldado estaba fuera de su vista empecé a correr tan rápido como pude. No quería llegar tarde a la escuela. No quería ir a la oficina del director.

Llegué a la escuela a tiempo y me senté a mi escritorio en el aula. Mis compañeros de clase me miraban en silencio. No me di cuenta de que estaba empapado de pies a cabeza con el sudor. No sólo mi pelo y mi cara estaban mojados, mi cuerpo entero estaba empapado. Estaba pálido, húmedo y temeroso.

De mis experiencias infantiles en Argentina, aprendí que puedo superar el efecto paralizante del miedo. Que hay una fuerte fuerza en mí, una voz que me guía para encontrar las mejores soluciones y la salida cuando estoy en peligro o en angustia. Aprendí que puedo confiar en mí mismo, a pesar del terror que me rodea.

Y esto es lo que todavía estoy haciendo. Cultivar y nutrir esta fuerza interior de confianza y alineación en mí que me guía para tomar decisiones inteligentes y saludables.

Como educador del movimiento mente-cuerpo, comparto estas herramientas y prácticas con mis clases. Enseño a la gente cómo estar en sintonía con sus cuerpos y utilizar los movimientos que aprendí de Carlos Castaneda para canalizar su fuerza interior, conectar con su corazón, y pasar de lo que está reteniendo en su vida.

Si te sientes abrumado por el miedo en tu vida, prueba estos sencillos pasos para ponerte a tierra. La buena noticia es que podemos superar el miedo en nuestras vidas y con la práctica, podemos entrenarnos para empujar el miedo pasado y hacia nuestra libertad.

Respirar

Cuando nos sentimos asustados, nuestro corazón a veces se siente como que está golpeando fuera de nuestro pecho. De repente estamos respirando más pesado, más rápido o incluso reteniendo la respiración. Cuando sienta que su cuerpo reacciona de esta manera, pare lo que está haciendo y respire. Cierra tus ojos. Tome varias respiraciones profundas, llenando sus pulmones de aire y liberándolo lentamente. Haga esto varias veces, contando sus respiraciones hasta que sienta que su ritmo cardíaco comienza a disminuir y comienza a sentirse tranquilo. Nuestra respiración es una de nuestras herramientas más poderosas. Aprender a usar la respiración para hacer el check-in con su cuerpo y regresar a un estado de calma es una valiosa herramienta que puede usar en muchas situaciones.

Mire a su alrededor y disfrute de los alrededores

Una vez que haya tomado varias respiraciones profundas, abra los ojos y observe los alrededores. Observe lo que está en su entorno externo que está contribuyendo a su miedo. Tome nota de cualquier cosa en su entorno externo que está calmando su miedo. Prestar atención a donde usted está puede darle discernimiento sobre qué hacer a continuación. Muchas veces, podemos ser superados por el miedo, pero cuando nos damos cuenta de nuestro entorno, nos damos cuenta de que estamos a salvo. Otras veces, nuestro entorno realza nuestro miedo y necesitamos buscar un lugar físico seguro antes de que podamos pasar a los próximos pasos.

Cuestiona tus temores, cuestiona tus pensamientos

A veces, cuando estamos asustados, parece que nuestros pensamientos van a una milla por minuto. Pero, debemos tomar el control y cuestionar nuestros pensamientos. Cuando hacemos esto, podemos averiguar la causa de nuestro miedo. Pregúntate, ¿en qué estoy pensando y por qué me hace sentir miedo?

Estar en el momento presente

Mindfulness es acerca de traer su mente, cuerpo y conciencia en el momento presente. Cuando nos volvemos al momento presente, a veces nos damos cuenta de que no tenemos nada que temer. No tenemos que estar paralizados. Podemos seguir adelante y confiar en nosotros mismos para poder superar cualquier obstáculo que se nos presente. El presente es un hermoso lugar para estar.

Del 26 al 29 de octubre estaremos trabajando para superar el miedo y desbloquear las siete puertas para ensoñar juntos en Schweibenalp, Suiza. Todos hemos sido paralizados por el miedo en algún momento de nuestras vidas. Trabajar a través de él y crecer junto con una comunidad de personas de todo el mundo es una experiencia increíble e inspiradora. Aprenda más sobre qué esperar y cómo unirse a nosotros aquí.

Quetzalcoatl – Abrazando la luz y la oscuridad dentro de cada uno

Energy_Life_Sciences_Teotihuacan_Group

Saludos desde nuestro viaje a Teotihuacan!

Del 10 al 12 de marzo pasado, guiamos un taller en Teotihuacan México, una de las ciudades más grandes y más antiguas de la cultura mesoamericana. Comenzamos nuestro viaje descongestionando nuestros cuerpos y mentes en el hotel ubicado al lado del sitio arqueológico. Renovamos nuestros cuerpos practicando pases energéticos y ejercicios de respiración y aclaramos nuestras mentes estableciendo intenciones para el fin de semana.

Luego,  identificamos y reconocimos bloques en forma de ideas y opiniones limitantes en torno al tema del dinero que limitan nuestras posibilidades de recibir. Las cuestionamos, aceptamos y las actualizamos. De esta manera, creamos espacio dentro nuestro para nuevas energías creativas, para crear y manifestar en la vida cotidiana.

El sábado por la mañana temprano caminamos en silencio hacia la pirámide del Sol, la más grande de las tres pirámides de Teotihuacán, y la tercera más grande del mundo. Tiene 220×230 metros en la base y 63 metros de altura. Esta pirámide particular fue construida alrededor de 2.000 años atrás, y más de 70.000 piezas de arte se han descubierto en esa pirámide hasta el momento. Todo el tiempo que caminamos en silencio, repetimos nuestras intenciones individuales para centrar nuestra atención y estar abierto a recibir enseñanzas de la ciudad de Teotihuacan.

Energy_Life_Sciences_PyramidSun

Mi mantra mi trajo alegría y mucha calma: “Inhalo y exhalo aire fresco divino de la vida, apoyada en radiante salud y bienestar, liberando y disolviendo patrones e interpretaciones limitantes, liberándome por completo intentando  el bienestar en todos”

La noche anterior llovió y por la mañana el aire se sentía fresco y puro mientras caminábamos por la avenida de la muerte. Los participantes del grupo parecían irradiar un estado de corazón abierto y felicidad con el sol bañadoles sus rostros.

En la parte inferior de la Pirámide del Sol y antes de subir, llamamos a nuestras relaciones con nuestros abuelos, padres y todo el linaje masculino de nuestras familias para reconocer y liberar todo lo que necesite ser sanado, para aclarar la energía masculina dentro de nosotros.

Energy-Life-Sciences-Sun-Mexico (1)

Uno de los participantes e instructor de Being Energy, Crisólogo de Michoacán, compartió que él experimentó la caminata como si estuviera caminando hacia su muerte -una parte de él que necesitaba reconocer y dejar ir para avanzar en su trabajo. Estaba listo para que sus temores murieran y se encontró llorando mientras caminaba hacia la pirámide. Cuando llegó a la pirámide, se dio cuenta de que estaba listo para dar el siguiente paso para trabajar plenamente como sanador e instructor Being Energy.

Energy_Life_Sciences_Institute_Teotihuacan-Tom (1)Fue una experiencia tan conmovedora el estar allí con el propósito de honrar nuestras energías masculinas, la energía del “hacer, manifestar y concretar” que está viva dentro de nosotros. De allí, caminamos en silencio a la Pirámide de la Luna, una pirámide más pequeña en forma, pero con mucho  significado. Algunos la han llamado Tenan, que en Nahuatl significa “madre o piedra protectora.” Esta pirámide cubre una estructura mas antigua que la pirámide del sol, que existe desde antes del año 200 DC. Tiene una gran plaza con pequeños edificios en forma de cruz. Allí reconocimos a la madre dentro de cada uno de nosotros, nuestro linaje femenino. Meditábamos en la arte superior de la pirámide mirando hacia el sur hacia la Avenida de los Muertos acerca de generar compasión y aceptación por nosotros mismos y el mundo que nos rodea.

 

Caminamos de regreso al hotel para ahondar aún más las experiencias en las Pirámides del Sol y la Luna, integrando tanto hacia adentro como hacia fuera las fuerzas complementarias de la luz masculina y la oscuridad femenina dentro de nosotros. Reflexionamos sobre esto durante toda la tarde del sábado. Entre sesiones, descansamos junto a la piscina del hotel, disfrutando de su deliciosa cocina mexicana.

El domingo celebramos la unión de nuestras fuerzas claras y oscuras meditando en el templo de Quetzcoatl, que representaba una unión de la oscuridad y la luz en forma de serpiente que desarrolla alas para que pueda volar.

Bailamos y danzamos a la luz y a la oscuridad a medida que incorporamos todo lo aprendido de nuestro viaje hacia las Pirámides de la Luna y del sol, reconociendo ambas fuerzas de energía a través del movimiento.

Cerramos el evento el domingo por la tarde con mirándonos a los ojos y encontrando Quetzalcoatl, el nagual, dentro de cada ser.  Fue un momento hermoso y muy emotivo de completar nuestra experiencia en Teotihuacan y de seguir nuestro crecimiento de vuelta en casa llenos de regalos de consciencia.

Energy_Life_Sciences_Teotihuacan_Group

Esperamos que se unan a nosotros en nuestra próxima aventura en la montaña sagrada en Suiza

¡De pie con valentía ante el miedo!

¿Cómo nos tratamos a nosotros mismos y a los demás cuando estamos acobardados por el miedo?

Hace dos días, comenzamos un nuevo ciclo de nuestra serie de clases del Camino con Corazón llamado “Superando el Miedo”, ¡y ya empezamos a experimentar una cálida ola de coraje y amor corriendo por nuestros cuerpos!

Nelson Mandela dijo: “Que tus opciones reflejen tus esperanzas, no tus miedos”, y eso es lo que estamos practicando activamente y diariamente en Being Energy.

Que tu intención para el 2017 se base en tus esperanzas y ensueños. Si ya has escrito tus intenciones para este año, comienza a tomas los pasos necesarios para realizarlas. Si aún no has escrito tus intenciones, LEE ABAJO antes de escribirlas:

El miedo es la fuerza subyacente para la postergación de los sueños, el no poder terminar y cumplir proyectos y tener relaciones significativas e íntimas. Nuestros temores internos están siendo alimentados por el mundo exterior.

En el mundo de hoy estamos recibiendo cada vez más noticias negativas: la representación política de nuestro país ahora parece querer impregnarnos de miedo, mantenernos paralizados y sentirnos impotentes. ¿Entonces que es lo que hay que hacer?

Esto es lo que hicimos en la clase el pasado domingo:

1-Encendimos la luz sobre el miedo

screen-shot-2017-01-12-at-1-55-26-pm

2-Nos recordamos que somos guerreros

screen-shot-2017-01-12-at-4-11-31-pm

3-Identificamos los principales temores comunes a todos nosotros

screen-shot-2017-01-12-at-4-12-42-pm

4- Diferenciamos los temores inspiradores de los que son paralizantes


screen-shot-2017-01-12-at-4-13-50-pm

5- Y nos paramos de pie con valentía, respirando profundamente tomando una acción para superar el miedo

screen-shot-2017-01-12-at-4-15-23-pm

Te animamos a hacer lo mismo!

Estamos de pie con todos, abrazando todos los sentimientos y de cara al tiempo venidero! 

Aerin Alexander, Tom Reavley y Miles Reid

 

¡Dando la Bienvenida al 2017! Qué Hacer en la Noche de Año Nuevo

“Para un guerrero, el mundo es extraño porque es estupendo, asombroso, misterioso, insondable. Un guerrero debe asumir la responsabilidad por estar aquí, en este maravilloso mundo, en este maravilloso tiempo.” ~ Carlos Castaneda

 

Este es un tiempo maravilloso. Tienes la oportunidad de actuar desde el intento y crear tus sueños.

El siguiente ritual es uno que Castaneda nos dio have muchos años, y es algo que hacemos al final de cada año sin falta. Lo compartimos con ustedes ahora para ayudarles a desplegar un año próximo mágico. Es una ceremonia que comienza durante los últimos días de diciembre, y termina cuando el reloj marca la medianoche del 1ero de Enero. ¿Por qué no tratas de hacerlo y ves qué sucede?

Esperamos que los beneficios se extiendan a toda tu vida, tus relaciones, tu comunidad y el mundo.

Estos son los pasos:

  1. Limpia lo viejo antes del Año Nuevo. El 29 y 30 de diciembre, e incluso durante el día en diciembre 31, limpia algo de espacio en tu casa. Elimina estorbos, dona ropa que ya no uses, limpia y organiza cajones y estantes, y aspira tus pisos; limpia tus ventanas y riega tus plantas –todo con un sentido de apertura y prestancia–. El objetivo es limpiar tu casa físicamente y energéticamente. Hay cuatro formas esenciales de hacer esto:
    • Tira cosas que ya no se necesitan o que ya no te traen alegría
    • Regala cosas, permitiendo que le den algo a alguien más al tiempo que te liberas de cualquier historia asociada con los objetos
    • Desmpolva, limpia y lava tu casa, o al menos una parte de ella que selecciones, como tu habitación o el área del escritorio
    • Reacomoda cosas; cambia el lugar de los muebles, cuadros y/u otros objetos para revitalizar el flujo de energía de tus espacios
  2. El 31 de diciembre, antes de la media noche, ordena tu escritorio o el lugar donde escribes. Organiza recibos y papeles, y haz espacio para que puedas sentarte cómodamente a escribir una lista de sueños y proyectos para el Año Nuevo.
  3. A continuación, toma un bolígrafo o un lápiz y una hoja de papel, y prepárate para hacer una lista.
    • Revisa mentalmente qué sueños y proyectos pudiste cumplir en 2016. ¿Qué cosas destacan? ¿Qué nuevas relaciones has establecido? ¿Qué llegó a un final? ¿Qué nuevas cosas has aprendido, o qué conocimiento has obtenido con respecto a tu:
      1. Salud
      2. Emociones
      3. Pensamientos
      4. Familia y Comunidad
      5. La Comunidad global del planeta Tierra
    • Ahora enlista todo esto en una hoja de papel con el título “2016”. La idea es revisar y destilar lo que 2016 te trajo, y escribirlo para que puedas estar consciente de estas experiencias mientras entras al Año Nuevo. Nota mientras escribes si nuevas ideas o descubrimientos llegan a ti.
  4. Toma una segunda hoja de papel para comenzar una nueva lista. Dale el título “2017”, y escribe lo que quieres lograr o ver desplegado en este Año Nuevo. Puede ayudarte pensar en las categorías de:
    • Desarrollo personal: ¿Qué cosas nuevas quiero aprender, qué quier aceptar acerca de mí mismo(a), qué deseo sanar en mí?
    • Familia y amigos: ¿En qué relaciones me quiero comprometer, qué relaciones necesito soltar, qué relaciones necesito sanar?
    • Trabajo: ¿Amo lo que hago? ¿Qué puedo cambiar en el 2017 para prosperar?
    • Salud: ¿Cómo planeo cuidarme mejor en 2017, qué acciones específicas emprenderé para restaurar mi energía?
    • Mi legado y contribución al mundo en general: ¿Qué acción (UNA) puedo llevar a cabo para ayudar a otros que lo necesitan?
  5. Toma una pausa. Has creado espacio, revisado el año que se va y establecido sueños y metas para el año próximo. Ahora que tienes tus listas, toma un pequeño receso para atender cualquier responsabilidad u otros compromisos.
  6. Alrededor de las 11:30 pm, regresa a tu espacio de escritura (¡Ya casi es medianoche!). Siéntate en silencio por un momento y pon tu atención en las cosas de tu lista de 2017 –aquellas cosas que quieres ver realizadas en el Año Nuevo–. Quizá incluso quieras escribir un borrador de lo que te gustaría hacer, o dibujarte a ti mismo(a) obteniendo el trabajo de tus sueños, etc. Siéntate por el tiempo que quieras, asegurándote de sentirte conectado con todo eso, con tu camino de vida personal, y con el universo, en el momento en que el reloj marque la medianoche.
  7. A la medianoche, en este primer momento del Año Nuevo, deja que la ola de tus sueños te envuelva.

Carlos Castaneda nos decía que a la medianoche la luz del Espíritu o del Universo llega y “nos observa” –una fuerza desciende sobre nosotros, y este es un momento muy poderoso para estar presente y consciente –para sentirla y familiarizarse con ella–.

Mountain-Sunrise-Wallpaper-Desktop

Mientras establecemos nuestras intenciones colectivas, sostenemos los mejores deseos para todos ustedes –para su alegría y crecimiento; para su libertad; para su arrojo, para su creación de proyectos nuevos e inspiradores; y para su gentileza hacia todos los que les rodean. ¡Celebramos juntos su transformación!

Que nuestra luz y amor irradien a nuestros amigos, familiares, comunidades, y a todo el mundo.

Aerin y Miles